Indicadores económicos
2017-04-25

Dólar (TRM)
$2.871,98
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.115,52
UVR, Ayer
$248,84
UVR, Hoy
$248,95
Petróleo
US$49,23

Estado del tiempo
2017-04-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 14:09

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:24

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Antes indigno que indignado

El título parece ser el principio filosófico de quienes, debiendo luchar por una causa cuya naturaleza humanística los convertiría en indignados contra las injusticias imperantes y de suyo admirados por el común si la asumieran, en cambio prefieren situarse al margen del proceso que los conduciría a tan sublime fin y comportarse como indignos, impulsados por la fuerza circulatoria de las medianías éticas que, vestidas de gala, dominan la sociedad y exaltan la indignidad como motor del desarrollo financiero. Por esa razón nadie sabe cuánta indignidad se esconde en los dignos gerentes del progreso según los supuestamente prestigiosos caballeros que lo impulsan.

Ante el fracaso global de la economía de mercado y el desplome del capital financiero como fuerza que engrandezca al ser humano y no aumente las desigualdades que lo agobian y genere la catastrófica crisis económica que en el presente afecta principalmente a Europa como zona euro y se refleja necesariamente en Estados Unidos, campo de concentración especulativa del dólar, al ciudadano cabal, en cualquiera de los sabidos continentes, es decir, el que tiene los cinco sentidos en su puesto y puede mirar sin desmoronarse por carecer de encubierta auto culpa político-social el futuro del universo, no le quedan sino dos alternativas: la de indignarse y luchar contra todo lo injusto que ello entraña, y ser grande y merecer la confianza social, o la de tornarse indigno y servir de acólito a los clérigos que, en nombre de religiones cuyas biblias autorizan enriquecerse al poderoso incluso a costa del dolor de los otros y, además, les abren las puertas del cielo sin importarles la sangre que enrojece las alas de sus ángeles diabólicos, sabiendo sin pudor que su capacidad de exterminio no está en el fuego que brota de sus ojos y boca sino en el perverso ánimo de lucro que emerge de sus bolsillos y estómagos. El ánimo de lucro del capitalismo salvaje es el caldo de cultivo de los mariscales de la economía que enriquecidos cada vez más ponen sus sucios pies dominantes sobre el pecho de los empobrecidos por ellos que ni siquiera tienen ya sueños que empeñar.

Indignarse o ser indigno: he ahí el dilema del Hamlet moderno que conduce a los pueblos capitalistas a engullirse a los económicamente débiles y exhibir sus vísceras rotas  como trofeos en los belfos babeantes del Monstruo Moderno que nace y se desarrolla en las bolsas especulativas manejadas en el mundo por evangelistas santificados en dólares y euros que orgullosos de su capacidad destructiva mastican la bondad humana y la degluten en su sistema crediticio de maldades.

Por eso me proclamo indignado, indignadísimo ante la avalancha de informaciones que elogiosas sobre el predominio de los fuertes, aparecen en muchos medios de comunicación como jaculatorias que deben seguirse por el grueso de la gente. Y me enfrento a los indignos con la izquierda levantada que es el brazo del que se indigna ante el indigno que se complace en comerse su propia decadencia.

Demócratas: destruyamos la consigna capitalista: ¡antes indigno que indignado! Lo pide este liberal de izquierda indignado contra la avalancha mediática que nos estruja contra la democracia amada. Indignación que crecerá mientras más indignos haya.



*Abogado, catedrático, ex Representante, ex Senador, ex Gobernador, ex embajador ante la ONU.



jangossa3@gmail.3

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese