Indicadores económicos
2017-07-24

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-24

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 07:20

Marea max.: -3 cms.

Hora: 12:59

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-07-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8 -
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Avatar

Una película de ciencia ficción, ambientada en el año 2154, y dirigida por James Cameron, llamada Avatar, nos da indicios de las temáticas que la profesora Carlota Pérez llama paradigmas tecno-económicos, que se desarrollan en la quinta revolución tecnológica del crecimiento económico. 

Según ella, un paradigma tecno-económico es un modelo de óptimas prácticas de principios tecnológicos y organizativos, comunes y que se extienden a todo lo ancho y amplio de la sociedad, para la fabricación de nuevos productos, industrias e infraestructuras y que a su vez sirve de guía a  los empresarios, gerentes, innovadores y consumidores tanto en sus decisiones individuales como en su interaccionar. Decisiones que deben orientarse hacia una forma más efectiva para modernizar y rejuvenecer el resto de la economía. Cuando estos modelos de prácticas se generalizan, sus principios  y procesos se convierten en el soporte usual de cualquier actividad de la organización y para la reestructuración de cualquier institu-ción.

De acuerdo con  Carlota Pérez, existen en el sistema dos esferas: La tecno-económica y la socio-institucional. Estas se alinean o desalinean en un intervalo de tiempo, llamado onda larga. El desalineamiento genera un período de crecimiento irregular con fuertes tendencias polarizantes, de recesiones y depresiones, y se percibe una época dura y difícil (actual crisis económica mundial). Cuando se alcanza un buen acoplamiento entre las dos esferas (dice la historiadora), hay un largo período de dos o tres décadas de crecimiento estable, percibido como una época de prosperidad.

Uno de los supuestos básicos de estas revoluciones tecnológicas son las crisis financieras. Posteriormente, después de unas etapas intermedias surge un incremento (“Increase”) donde se da un total despliegue del nuevo potencial generador de riqueza de la sociedad. Mark Stahlman, estratega de tecnología de Wall Street e historiador del desarrollo de tecnología, plantea que “La historia de la inversión y la tecnología sugiere que la recuperación económica va a ser más profunda de lo que se piensa, dirigida y manejada por una elite basada en los “silicios”. Él la llama la nueva edad dorada.

Esta nueva economía soportada por “nubes” de servidores, “nube” de datos, permitirá un acercamiento responsable a la sociedad, a la tierra y al cliente mismo (Google, Twitter y otras redes, por ejemplo), generarán una nueva “clase media computarizada”, (analfabetas funcionales según Fabio Morón y Camilo Jiménez) dichosa, que gozará de los nuevos adelantos de biotecnología, la nanotecnología, manejará sus carros eléctricos computarizados, “Tables” de imágenes reflectoras y la posibilidad de disfrutar el injerto de una nueva piel azul de grafetto anti cancerígeno, muy semejante al de “Avatar”.

A prepararnos individual y empresarialmente para esta nueva edad dorada.

*Profesor UTB

jumoral@unitecnologica.edu.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese