Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Bazurto

Con la inercia propia de administraciones negligentes, especializadas en agrandar los problemas mediante el procedimiento de ignorarlos, Bazurto se ha convertido en uno de los más graves de la ciudad.

El debate sobre su permanencia es asunto cerrado. Tiene que irse el mercado. Así lo determinó una sentencia del Tribunal Administrativo de Bolívar en 25 de Noviembre de 2010. En ella se ordenó al Distrito de Cartagena “que en el marco del Plan de Renovación Urbana del Mercado de Bazurto, realice los estudios necesarios para efectuar el traslado del mercado de Bazurto a otra zona de la ciudad, conforme a los usos del suelo, de manera tal que no continúe afectando las fuentes de agua, tal como ha venido sucediendo con la Ciénaga las Quintas” y para ese cometido se le concedió un plazo de un año, contado desde la ejecutoria de esa decisión judicial, o sea que tal término debe estar extinguido o a punto de fenecer.

De acuerdo con la misma sentencia, una vez realizados los estudios, en un plazo de cuatro años, “el Distrito de Cartagena, deberá efectuar el traslado definitivo del mercado de Bazurto, de acuerdo con los resultados de dichos estudios.”

Bazurto sigue allí y, así lo insinúa el acontecer burocrático, con vocación de perennidad. Que se sepa, el Distrito no tiene listos los estudios para cumplir la orden judicial. ¿Quién asume responsabilidad por ese incumplimiento? De seguro, una autoridad señalará a la otra, ésta a la de allá, aquella a la de acullá, y a la postre se esgrimirán pretextos y, conforme a nuestra usanza, el problema seguirá insoluto sin que nadie asuma las consecuencias.

Ente tanto, y es lo más preocupante, la ciudadanía parece poco interesada porque esta decisión de la justicia se cumpla. Desconcierta que no concite agitación ciudadana para exigir solución a un grave problema de movilidad y de higiene pública. Esa pasividad ciudadana, esa conformidad con lo irregular, es justamente concausa de muchos de nuestros males y explicación de por qué un alcalde recién posesionado proclama que la ciudad está “patas pa arriba”.

El caso Bazurto que, además reviste importancia por la necesidad de que el propio Estado dé cabal aplicación de las decisiones de sus jueces, en otras latitudes habría dado lugar para reclamos ciudadanos vehementes que obligaran a la administración distrital a obrar con celeridad y acierto en la construcción de un sistema de mercados que, de contera, propulsara el desarrollo urbano equilibrado y armónico.

Entre nosotros, la capacidad de indignación por los males generales es poca. Cerramos vías y quemamos llantas cuando luchamos por intereses particulares, en cambio cuando de los grandes males colectivos se trata nos limitamos a gruñir y murmurar.

Sufrimos de escasez de buenos ciudadanos y la consecuencia se refleja en administraciones públicas negligentes, torcidas y elusivas de las soluciones de fondo. Los malos administradores gozan de la tranquilidad que les depara saber que falta una ciudadanía que les exija cuenta razonada y veraz de sus actos. Por eso se anticipa que el incumplimiento con el pueblo, y en este caso con la justicia, no tendrá sanción.



*Abogado – Docente Universidad del Sinú - Cartagena



hhernandez@costa.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Dr. Hernández tiene toda la

Dr. Hernández tiene toda la razón en todo lo escrito.
Pero el Distrito de Cartagena en cabeza del Alcalde debe responder directamente por el traslado y saneamiento de la contaminación que dejará la pocilga mercado Bazurto. Los pocos interesados en que cumplan el fallo no deben permitir desviaciones y radicar de manera permanente SOLICITUDES DE DESACATO al fallo. Y si los Magistrados se muestran blandengues hay que acusarlos ante el CSJ de Bogotá para que los investigue.
A los cartageneros hay que empujarlos para que luchen y protesten por sus derechos. Los momposinos hermanos Gutiérrez de Piñeres los presionaron, los empujaron para que exigieran la independencia a la elite de esa época 1811. Los cartageneros quedaron cansados desde la independencia.
Los pocos interesados son personas de barrios Martínez Martelo, Pie de la Popa y pare de contar. Ayúdelos como abogado. El resto de población duerme comiendo alimentos revolcados en la pocilga.

Ttotalmente de acuerdo, hay

Ttotalmente de acuerdo, hay que empujar a esta gente, yo sostengo que el sitio de Pablo Morillo y la tal heróica resistencia de Cartagena no fue otra cosa que flojera de la gente para no haber impedido el desembarco de los españoles. Si no fuese por los Gutierrez de Piñeres todavía habria virrey aqui

La pura realidad. Nicolás

La pura realidad. Nicolás Curi presento la solucion y la alcaldesa la ignoro, con el cuento de que el alcalde somos todos y la payasada de referéndum entre los habitantees de Martínez Martelo y comerciantes del mercado.

Sie es cierto que el mercado

Sie es cierto que el mercado esta naseabundo, el traslado no es la solucion adecauda. usteds son miopes, el mercado es un polo fuente de manantial de riqueza de actividad economica de un ciudad que padece de un subemploe atroz. Es posible que un juez tenga tanta autorida como para oredenar traslado de la plaza de mercado caundo eso es potestad de la rama ejecutiva. Lo que se necesita es repensar, reconceptuar al mercado y convertirlo en un sitio digno lipmio. Con una extrema aplicacion de las leyes; de saslud y ordenamiento. Estricta aplicacion de la ley.

Mis excusas pero Luchoguerra

Mis excusas pero Luchoguerra es romántico, le gusta la fantasía, la ilusión, parece habitante de la luna y no de Cartagena. Lo mismo se dijo del eliminado mercado de Getsemaní, que se acabaría Cartagena y Colombia. Si no lo hubieran sacado de Getsemaní ya el centro amurallado y la fortaleza militar de San Felipe de Barajas estuvieran invadidos, sucios y asquerosos.
PASA ABAJO

VIENE Bazurto es un cáncer

VIENE
Bazurto es un cáncer que estrangula a Cartagena en su desarrollo e irradia su apestosa contaminación ambiental, inseguridad, droga, etcétera kilómetros a la redonda.
El que trabaja en Bazurto trabajará el nuevo Bazurto quede donde quede. Gente que trabajó Getsemaní trabaja o murió en Bazurto. El que quiere trabajar trabajará en los países más escondidos del planeta Tierra. Allá hay cartageneros.
A CUMPLIR EL FALLO JUDICIAL Y PUNTO. ASI LO ORDENA LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

No hay necesida de trasladar

No hay necesida de trasladar el mercado , se necesita que se vaya construyendo desde ya un sitio de mayoreo y se hagan cumplir la leyes que se que hay en materia de circulacion y transito. no permitir que la tractomula se estacionen a descargar. o que se utilizen los sitios que se que tiene le mercado par tal activdida, y que extreme temporalment hasta que los duenos de alamacenes entiendan que no pueden seguir incumpliendo la leyes, si quiren permanecer donde estan. Y la leyes de higiene se hagan cumplir extrictamente. Multa para los contaminadores. Formar cuerpos con autoridad policiva especiales hasta erradicar el incumplimiento de las leyes de salud y transito.