Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Bienvenidas, exportaciones al Líbano

Bienvenidas las exportaciones de ganado y toda iniciativa para crecer y consolidarse. Celebramos las exportaciones al Líbano, y las iniciativas del Gobierno para desarrollar el negocio ganadero a largo plazo y vigilar la conveniencia de tales negocios.

¿Eran inconvenientes las exportaciones de ganado en pie hechas y por hacer? No. Pero el Decreto tiene apellido propio: Venezuela. El Gobierno lo impuso para preservar la ganadería. No lo firma Fedegán. ¡Ojalá!

El Gobierno podía o no consultar, y no lo hizo a Fedegán. Esto es marginal, para tranquilidad de quienes nos endilgan ese poder. Interesa el contexto de la medida que prohíbe exportar hembras e impone un contingente de exportación de 14.000 machos.

Colombia, con vocación exportadora, debe aprovechar todas las oportunidades, pero manteniendo los mercados. El éxito en los mercados internacionales nos ha sido difícil. Salvo el tamaño del hato, no teníamos condiciones. Estábamos condenados a un mercado interno chico, con un consumo per cápita que bajó de 30 a 17 kilos al año, por un problema estructural de eficiencia y costos de producción, caro para el consumidor.

Exportar sigue siendo un objetivo de los ganaderos, y también surtir el mercado interno. Allí nacen los esfuerzos de Fedegán en sanidad, asistencia técnica, insumos, genética, y los que faltan en trazabilidad y transformación productiva. Así seremos importantes en la demanda mundial creciente de carne, donde los jugadores tradicionales se agotan para atenderla.

De los 65 millones de toneladas de carne bovina que come el mundo al año, solo 7 millones van al mercado internacional y, de acuerdo con (GIRA), antes del 2020 se doblará esa demanda exportadora, sin que la oferta crezca. Oceanía no tiene más tierras y USA y la Unión Europea, por sus consumos altos, son importadores netos. Queda América del Sur para la mayor demanda, con Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay, y Colombia. Por eso me gusta exportar ganado en pie al Líbano, pero me gusta más con el valor agregado de carnes despostadas, como las iniciadas a Rusia, Egipto, las Antillas, y al Perú. Para el país hay más empleo, ingreso y riqueza. Todos ganamos.

Aprendamos de los últimos años en Venezuela. Colombia colocó reses en pie y productos cárnicos, entre enero de 2007 y junio de 2010, por US$1.811 millones de dólares, sin lácteos (149.419 animales en pie más 326.285 toneladas de productos cárnicos), muy importante.

Pero para proyectar el futuro de la ganadería, ¿Colombia fue competitiva? No. Se logró mediante un esquema cambiario en Venezuela, que prohijó negocios no transparentes, y generó impactos altos en la producción ganadera y en el mercado de carne en Colombia: precios del ganado gordo desorbitados y cayó 4 kilos el consumo per cápita.

Eso es grave, más donde el precio de venta en Colombia doblaba el internacional. No fue la competitividad la que impulsó el volumen.

Y ¿cuál es el problema, si ya tenemos precios competitivos? Frente a exportaciones como las del Líbano, donde hay una ventaja de precios relativos, ninguna. Frente a mercados como el de Venezuela, todo.

Ese margen competitivo (Colombia US$1,62 contra US$2,26 en Brasil; US$2,13 en Uruguay y US$1.86 en Argentina), se acaba en un santiamén al repetir la historia con Venezuela. Los precios se igualarían y se perdería el mercado de exportación y se arriesgaría el mercado interno por los TLC firmados. Ya veremos a las multinacionales, móviles en los mercados, haciendo fiesta con la importación de carne y leche.

Entendemos el disgusto de muchos comerciantes que quieren exportar a Venezuela, porque cuando el negocio se dañe, se retiran sin perder. Pierde el país. Entendemos que el Gobierno se pare en la raya. Bienvenida la exportación a mercados sin distorsiones. Con un buen control, el Gobierno aceptará y Fedegán promoverá abrir nuevos cupos cuando se requieran.

*Presidente Ejecutivo-Fedegán

jflafaurie@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese