Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Brujas y chamanes

La brujería no se quedó en la edad media. Sigue campante. Con ella, todavía se pretende cambiar actitudes, comportamientos y hasta fenómenos de la naturaleza. 

Algunos hombres de Estado y empresarios exitosos tienen un brujo de cabecera. Resulta inexplicable que cualquier mente sensata incurra en algo  tan  absurdo.        

Hay toda clase de supercherías en la zona de la superstición. Desde el inocente horóscopo, inevitable en todos los periódicos, hasta ceremonias de espiritismo, con asistencia de personas con alta jerarquía intelectual.    

Muchos agüeros inofensivos son de recibo. Así, ningún edificio tiene piso 13. Ahora del 12 se pasa al 14, porque muy pocas personas escogerían vivir o trabajar en un piso con el número fatídico. El martes se mira con  recelo, nadie comienza algo importante ese agorero día. Pasar debajo de una escalera dizque trae mala suerte. Abrir un paraguas bajo techo tiene funestas consecuencias.

Transitamos una vergonzosa ruta de sometimiento a la superstición. En gente ignorante se explica, pero no comprendemos la dictadura de agüeros que pervive en el siglo 21.

Sorprende cómo algunos amigos con preparación y talento se hagan la cruz al hablar de la muerte, o cuando pasan por un cementerio. Hay otros que no pronuncian la palabra cáncer porque creen que por solo hacerlo, les puede dar.

En la mesa resulta un cómico espectáculo pasar el salero. Nadie puede entregar mano a mano la sal porque representa daño o infortunio. El canto de la lechuza es macabro. La hipnótica policromía del pavo real significa desgracia.   

Las señoras no sueltan la cartera. Algunas porque con ella combaten alguna inseguridad, otras por extrema posesión y desconfianza. Pero todas se aterran ante la posibilidad de ponerla en el piso, porque dizque se quedarían sin plata en el futuro.

Sospechamos que los agüeros contra el mar y sus especies tienen origen paramuno. Es una infamia calumniar inocentes objetos marinos, considerándolos polos de mala suerte. Los hermosos caracoles, que acuñaban puertas en las casonas cartageneras, eran también imanes para la desventura. Esta tontería, además, es una agresión contra la belleza de un coral que algún día tuvo alma.        

Las pinturas con animales de mar sufrían discriminación artera. Obregón, con sus barracudas, desafió la inquietud de muchos admiradores para aceptarlas. Los colores y formas vencieron las aprensiones. 

Cuando un hombre pierde la cabeza por una mujer que lo olvida, en el Caribe se le llama "cabanga". Hay tantos tratados sobre el tema que no caben en cualquier encoñoteca. Filtros eróticos, bebedizos, esotéricos rezos y agoreras tradiciones desembocan en las brujas. Ahora hasta en los clasificados ofrecen sus servicios, con descuentos y promociones. Profesores, chamanes y avivatos siguen descrestando a crédulos desesperados.

Pero nos sentimos un país de científicos. Nos escandalizamos del contrato para que no lloviese en la clausura de un certamen deportivo, donde no llovió. Cosa que sí sucedió cuando se posesionó el Presidente, con el agravante que el estrambótico seguro contra lluvia no funcionó.

No creemos en brujas, pero las hay. Hasta para distraer la atención que debemos poner sobre otras “vainas”.



*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.



augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese