Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

¡Cabezazo!

Más tarde surgió en Carta-gena, como en todo el país, una sociedad cí-vica para las mejoras públicas y el ornato, en-cargada de la conservación y restauración de todo el sistema de fortalezas coloniales cons-truidas durante la colonia.

Si bien las sociedades de mejoras públicas obedecían a una visión particular de las élites del momento sobre las ciudades, la cual vista en perspectiva y desde marcos conceptuales contemporáneos podría parecer anacrónica, cumplían una función que el Estado no cumplía. Y en nuestro caso, si se observa aquel álbum editado por la Fototeca con las fotografías de ayer (hace 50 años) y de hoy, se ve la consolidación afortunada de ese patri-monio. Mas no es un asunto que pueda ana-lizarse solo a partir de un álbum de fotos: a pesar de los aún grandes requerimientos del corredor de murallas y baluartes es posible afirmar que la ciudad sin lugar a dudas pasó de menos a más. Del deterioro a su valora-ción, a la restauración y al disfrute colectivo de cartageneros y visitantes.

El estado de las murallas –repito, a pesar de ciertas preocupaciones- es reconocido en el mundo y la imagen internacional de Carta-gena está asociada con ellas. No hay un corra-lito de piedra similar ni fortificaciones tan conservadas en el resto del Caribe. Por eso es equivocado examinar el papel de la Sociedad de Mejoras Públicas (SMP) con la lupa crítica de los procesos privatizadores de la era neoli-beral. Muy seguramente, como lo plantearon el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Car-tagena, el contrato entre el primero y la SMP requería ajustes. Pero de ahí a aceptar que ciertos políticos locales calentando silla, re-clamando una autonomía local que nadie ha negado, le echen mano a la bolsa de la taqui-lla del Castillo de San Felipe o repartan a pe-dacitos murallas y baluartes hay mucho tre-cho.

La ciudad conoció muy poco cómo se en-tregaron en concesión los espacios explotados comercialmente -algunos cometían flagrantes abusos contra los ciudadanos-, pero todos esos asuntos habrían podido replantearse si la ciudad hubiese tenido una interlocución se-ria, técnica y no politiquera con la SMP. Así que una vez rechazado por la SMP, al Minis-terio de Cultura se le ocurrió que la Escuela Taller podría encargarse. Tremendo cabezazo.

La Escuela Taller, creada bajo modelo y con recursos españoles, es hoy una notable institución de la ciudad que a lo largo de sus más de 15 años ha mostrado con creces su capacidad. Es una institución de y para Car-tagena. Hecha a pulso y con calidad. Su mi-sión ha sido formar jóvenes restauradores y artesanos; y ha trabajado en murallas, garitas, plazas y edificaciones. Entrar a la Escuela Ta-ller es sentir que sí son posibles procesos de calidad en esta ciudad que tanto los necesita en distintos ámbitos.

La nueva manera que tendrá la ciudad pa-ra garantizar la puesta en valor del patrimo-nio es una garantía siempre y cuando se le permita a la Escuela Taller fortalecerse y se alejen de ella las narices de los políticos que ya la husmean.



*Profesor universitario



albertoabellovives@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ojala no prospere el embeleco

Ojala no prospere el embeleco del MIco de manejar los Monumentos, seria el acabose.