Indicadores económicos
2017-09-23

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-23

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 22:47

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:16

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Cambiemos el mundo para bien

Una cierta ingenuidad bienaventurada me hizo descubrir hace ya un tiempo un hecho frustrante: muchísimos empleados de empresas prefieren coger el camino suave y no el correcto, así se les demuestren los beneficios del correcto (aunque no hay peor ciego que el que no quiere ver).

Esto parece obvio cuando uno piensa en empleados de más bajo nivel, mal pagos, con trabajos rutinarios. Pero no. Están en todos los niveles. He visto cómo altos funcionarios de multinacionales prefieren escoger la menos buena de un par de campañas publicitarias (sabiendo que la otra sería mejor) solo porque es más “política”; es decir, porque el mensaje de la campaña escogida caerá mejor entre la gerencia o el comité que evaluará. En ese caso, una señora que hace 15 años gastó 30 millones en su educación de pregrado y después 35 en la de postgrado, prefiere no arriesgarse y es una cotizadora y contratadora de servicios que la hagan quedar “bien parada”. Es simple: transa lo que aprendió en la vida y peor aún, sus convicciones, por la estabilidad.

Y es que el camino del menor esfuerzo es una institución desde tiempos remotos; es parte de la ecología evolutiva. Por eso los ejemplos son infinitos. Como el del gerente de mercadeo de una gran y reconocida empresa al que se le presentó una increíble y rompedora idea de innovación, realmente capaz de desmarcarlos de una competencia cada vez más acechante, pero que decidió irse por una ejecución light, simplista y cortoplacista, sólo porque no quería “complicarme” y “enredarme con algo tan diferente”. “Prefiero no llevar ese piano a cuestas”, dijo. O… como otra de las frases que he escuchado: “Para qué complicarme si la empresa no es mía”.

O un gerente de mercadeo de otra gran empresa que manda a hacer un estudio de mercado para evaluar la razón por la cual un nuevo lanzamiento ha resultado en un fracaso, y cuando recibe los resultados que muestran una radiografía de todas las equivocaciones que se cometieron con el producto, el envase y la comunicación que él dirigió, se enfurece (silenciosamente) con la empresa de investigación porque los resultados no son precisamente una buena publicidad de su gestión. ¡Pero claro! ¡Es que los funcionarios de esas empresas muchas veces pagan decenas de millones de pesos es para mostrarle a sus jefes que ellos tienen razón y que por tanto, son únicos e irremplazables!

Como dice un amigo mío (exagerando sólo un poco): “Ya las empresas no quieren oír la verdad. Con que los entretengas y les digas algo interesante que les convenga, tienen”.

En realidad son contadas las personas que trabajan pensando en lo que sinceramente contribuirá a los objetivos máximos; son pocos los que trabajan de manera idealista y desinteresada.

Pero no nos equivoquemos: con seguridad muchos de los “políticos” y los “del menor esfuerzo” llegarán más lejos que tú y yo, pero a costa de sus propias convicciones e inteligencia. Es como vender el alma o vender la libertad. Y los que no lo hagan serán aquellos que dejarán una huella; serán ellos los que podrán cambiar el mundo para bien.



*Director de Criterium – Investigador de mercados – mercadólogo – asesor estratégico



gerardo@criterium.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese