Indicadores económicos
2017-10-20

Dólar (TRM)
$2.921,92
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.457,80
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,29

Estado del tiempo
2017-10-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 20:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cartagena insegura

La inseguridad de las ciudades es hoy uno de los problemas más graves en los países del Gran Caribe. Venezuela, Méjico y Colombia enfrentan situaciones complicadas de violencia urbana, casi siempre relacionadas, directa o indirectamente, con el tráfico de drogas.

Naciones centroamericanas como Honduras y El Salvador e islas como Jamaica viven en sus ciudades el drama de las pandillas armadas, verdaderos ejércitos de las barriadas pobres dispuestos a morir matando.

Hasta hace unos años el Caribe colombiano parecía ser una excepción. Daba la impresión –al menos así lo sentíamos los cartageneros- que en la vieja ciudad de los zapatos viejos no pasaba nada. Pero ya ni el más ingenuo o despistado de nuestros parroquianos se cree semejante mito.

Ayer este mismo periódico daba la noticia de un joven asesinado porque no quiso entregar su celular. Y noticias como estas leemos a diario en la prensa. Pero además los atracos son diarios.

Hay barrios populares en los que la gente se queja de que no puede salir a las calles, sin exponerse a los robos permanentes, y algo parecido pasa en los residenciales de clase media. En los alrededores de Marbella, para poner un ejemplo, por los lados del cruce hacía Torices, roban todos los días y a plena luz. Y lo más terrible: nunca hay un policía, de modo que la impunidad es casi absoluta.

Y el fenómeno se extiende hasta el punto de que Cartagena, como el resto de las ciudades caribeñas, ve crecer el número de bandas criminales, que en sí mismas se van convirtiendo en el otro poder.

Ahora bien, el problema se agrava en ciudades turísticas como la nuestra, en las que sus dirigentes se centran en el turismo como lo que debe ser protegido a toda costa, lo que estaría bien, si no fuera porque olvidan a los cartageneros comunes y corrientes.

Para nuestras autoridades locales, que la gente se mate en las barriadas no parece ser asunto principal, y casi lo mismo sucede, incluso, cuando la inseguridad se toma las calles de los barrios de clase media. Qué más da que atraquen a un trabajador o una señora del servicio doméstico en los alrededores de Marbella. ¿A quién le importa?

Inseguridad creciente para los cartageneros parece ser una de las consecuencias de nuestro peculiar desarrollo. ¿Cómo combatirla? ¿Cómo reducir los índices de violencia y recrear una ciudad más pacífica?

Vivo convencido de que además de las cosas obvias, tales como tener más policías, mejorar la educación, etc., hay un problema cultural de fondo, que hay que atacar de una vez: Y es que las autoridades locales entiendan –no de labios para fuera- que su obligación principal es garantizar la vida y la seguridad de los bienes de los cartageneros. Que se convenzan de que para eso los elegimos.

De tal manera que lo anterior se refleje en el presupuesto que se aprueba todos los años y en las acciones del señor alcalde, de los secretarios de gobierno y de los señores concejales.

Todos aquellos que integran el gobierno deberían saber una verdad elemental: los cartageneros pagan con sus impuestos sumas muy elevadas en salarios. Y es el colmo que eso no sirva siquiera para proteger sus vidas y sus patrimonios.



*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.



alfonsomunera55@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese