Indicadores económicos
2017-02-19

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Chocó

Chocó, el filme de Jhonny Hendrix Hinestroza, inauguró a cielo abierto el 52 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias.

¿Cómo calificar sin paternalismo ni entusiasmos ideológicos una película que acaba de tener una sincera acogida en el Festival de Berlín y que la seguirá teniendo en otros festivales del mundo?

Lo primero que pensé al ver la película de Johnny Hendrix y su equipo de colaboradores es que podrían haber realizado un largometraje documental (pobreza extrema, abandono, rapacidad, destrucción ambiental) pero prefirieron la sencillez de una trama y la construcción de unos pocos personajes, base de una historia que conmueve, precisamente por su sencillez.

Chocó no es sólo una denuncia sobre la realidad social de una región que sobrevive en los extramuros de un país indiferente. Por momentos, me sentí en una geografía remota, en los confines de una perdida aldea sudsahariana. Pero no, estábamos en una aldea colombiana, entre el patetismo de la supervivencia y la aplastante belleza de la selva tropical.

Chocó es una historia sencilla, argumentalmente precaria. Sin embargo, cobra su valor estético y emotivo en la vida de una mujer (o de mujeres) que sufren dos clases de humillación: la de la pobreza extrema y la del machismo, que no es más que el resultado de una herencia cultural en la que prima el automatismo de la conducta y no la elección ética de comportamientos. Son ellas, las mujeres, las que sostienen la familia, el trabajo y los afectos, ante un mundo masculino marcado por el vicio y la degradación.

Nada nuevo, por cierto. El tema podría haber sido simple denuncia, pero la mirada del realizador sobre esas vidas y ese paisaje natural vuelve entrañable y por momentos conmovedora la película, un golpe a nuestras “buenas conciencias” urbanas.

La admirable película de Hinestroza puede ser recibida de dos maneras: con el paternalismo que justifica las torpezas de la producción y aplaude incondicionalmente la sinceridad “del esfuerzo”, o con la más absoluta limpieza de prejuicios cinematográficos, actitud que llevaría a ver y juzgar esta película como lo que es y no como lo que hubiera podido ser con un argumento más complejo, una construcción más acabada de los personajes y unos recursos artísticos más sofisticados.

Como espectador, prefiero la última actitud: me dejé llevar y conmover como si el cine colombiano empezara con esta película y la pobreza y la explotación de nuestras riquezas naturales no hubiera sido tema de numerosos documentales, como si la violencia del machismo no fuera mayor en comunidades en las que cantar y rezar rutinariamente, aprender números y letras son los paradigmas de la educación pública.

Hinestroza ha sabido dosificar la vida de una aldea selvática con la imponente belleza del paisaje. El personaje central de la película, Chocó, es, por supuesto real y simbólico, como el final: el pene del marido violento, ocioso y borracho, era el instrumento que poseía brutalmente a la mujer pero, también, el instrumento de dominación que, al final, es cortado de raíz, sin morbo ni efectismo, por la víctima.  

 

*Escritor

 

salypicante@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese