Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cien años de risa

Desde niño disfruté con el humor de Cantinflas. No había sala de cine a la que no asistiera cuando exhibían una película suya. Sus cabriolas, gestos y desatinos me hacían reír.

Pero los motivos de mí admiración los entendí de adulto: se involucraba en líos por entrometerse. Entonces, para salvarse, acudía a la irreverencia, que reafirmaba no sólo me-diante el juego de palabras para ocultar la ig-norancia o disimular la incapacidad para ex-presarse, sino, también, a través de la seguri-dad con que incurría en ella, desafiando a quienes encarnaban el poder y le discrimina-ban por su atuendo.  

A finales de los 80, antes de su falleci-miento, descubrí que en las tiendas de alqui-ler de películas uno se podía proveer de la mayoría de los films que protagonizó. Apro-veché para mirar de conjunto su obra, no con interés de crítico, sino para revivir los mo-mentos en que me desternillaba gracias a sus impertinencias. Y lo logré. Entonces sentí que le había rendido el homenaje que él merecía. Hoy, cuando se conmemoran los cien años de su nacimiento, me gustaría repetir la expe-riencia y verificar que su gracia no ha decaí-do.

Hoy la juventud no lo mira con el entu-siasmo que merece. Tal vez el desdén lo ori-gine que lo cantinflesco adquirió el estatus del discurso desprovisto de sustrato. Pero, aunque ese fue uno de los recursos que usó el comediante para darle identidad a su perso-naje, no significa que las escenas carecieran de arte o fueran ajenas a un contexto. Sobre to-do al inicio, Cantinflas encarnó a un vaga-bundo que surgió de la marginalidad y apro-vechaba la confusión para aliviar sus carencias y lucirse en el sitio que no le correspondía.

La simpatía que provocó se debió tanto a las imágenes y gestos, como a los contrastes que se advertían, sin necesidad de diatribas o referencias para no traslucir en los parla-mentos parentescos con una doctrina, ni si-quiera al final de su carrera cuando asomó un tono moralista que propendía por una ruptu-ra contra los egoísmos y privilegios, que sus biógrafos asocian a su afán por aliviar la si-tuación de muchos de los que, como él, se le-vantaban en barriadas en donde las esperan-zas de superación se ponen en el boxeo, aun-que muy pocos logren subirse a un cuadrilá-tero como protagonistas de la velada.   

Además, no sólo no permitió que dobles lo suplantaran durante las escenas de riesgo, sino que siempre exhibió sus condiciones de bailarín, lo que aseguraba un espectáculo que por si justificaba ir a la sala de cine. Estos atributos sirvieron para que en Hollywood le tuvieran en cuenta para coprotagonizar La vuelta al mundo en 80 días, película que vi en 1972 en el único canal de la televisión de aquí. Ese día estuvimos encerrados mientras se hacía un censo. Aún recuerdo a Cantinflas correr con temor entre los tenderetes y para-petos de un bazar. Pretendía liberarse de una turba de indios (de India) que le perseguían para reivindicar el agravio que les causó al agredir a una vaca que engullía un ramo de flores.

Entre quienes reconocieron su grandeza se cuenta Charles Chaplin. Y si este fenómeno lo hizo, ¿por qué yo no?



*Abogado y profesor universitario



noelatierra@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese