Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Comunicar y gobernar

De no estar ocupando el primer cargo de la ciudad, el alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán Dix, muy probablemente estaría en su noticiero popular pronunciándose ruidosamente contra los últimos acontecimientos y personajes que, en recientes semanas, han sido noticia.



Por cosas del destino le tocó estar en el otro extremo de la realidad cartagenera, lo cual los periodistas deberíamos tomar como una buena lección para enfocar y conducir, de mejor manera, los cuestionamientos en contra de funcionarios públicos o de personajes de la política.

Creo que para nadie son un secreto las pifias y los desaciertos que ha venido cometiendo el alcalde Terán Dix en las distintas determinaciones que ha tomado respecto al manejo del Distrito, unidas a frases pretendidamente determinantes como “duélale a quien le duela”, “va porque va” y “no hay reversa”.

Tal como lo hacía el ahora burgomaestre como conductor de radio noticieros, no son pocos los periodistas radiales que practican, desde hace muchos años, ese periodismo que consiste en pontificar sobre todos los temas de la administración pública o la cosa política, muchas veces sin el respaldo de una buena reportería previa, como conviene a lo más digno de esta profesión.

En manera alguna insinúo que los periodistas debemos abstenernos de expresar nuestras opiniones respecto a la labor de gobernantes y subalternos. Ni más faltaba. Las  bases del periodismo siempre han sido, y seguirán siendo, preguntar, indagar, sopesar, cuestionar e informar.

Pero una cosa es tratar de cumplir con todos esos postulados y otra es sentarse delante de un micrófono, o pantalla de computador, a pretender enseñarle a un mandatario cómo gobernar una ciudad; o a decirle a un jefe de despacho cómo manejarlo, como si el cartón de periodista (o los años de empirismo) otorgaran licencias para sentar cátedra sobre lo humano y lo divino.

Y en ese fiasco han caído muchos periodistas no sólo de Cartagena sino del Caribe colombiano, quienes lograron audiencia y lectores a fuerza de ataques mordaces en contra de la administración pública, pero en cuanto les tocó tomar las riendas de los mismos cargos que antes “cuestionaban” resultaron peores funcionarios que las víctimas de sus arremetidas.

Tampoco  intento comunicar que los periodistas no debemos aspirar a cargos públicos, dado que también existen ejemplos de colegas que han trabajado, con buenos resultados, en instancias del Estado. Pero en Cartagena son muy pocos (por no decir nulos) los casos similares, y sí muchos los de poca responsabilidad al utilizar un medio de comunicación.

Lo otro es que si existe algo verdaderamente triste, es que un periodista, después de haber salido por la puerta de atrás de un cargo estatal, regrese a su medio de comunicación sólo para comprobar que ha perdido la credibilidad que hubiera seguido sosteniendo si la ambición del poder no lo hubiese tentado.

Todavía queda mucho tiempo para que nuestro alcalde enderece el rumbo de su administración y salga triunfante de ese compromiso, lo que a la larga nos convendría a todos. Pero sería también la oportunidad de que los “periodistas pontífices” revisaran un poco su manera de ejercer la profesión y entiendan, de una vez por todas, que una cosa es conducir un espacio radial y otra es tratar de gobernar a una ciudad.

*Periodista

ralvarez@eluniversal.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Asi es.

Asi es.

Señor Ruben Alvarez, lo

Señor Ruben Alvarez, lo felicito por su excelente columna. Muestra las dos caras de la moneda, un periodista o mejor locutor que criticaba y criticaba a todo el mundo creyendo tener la solucion y respuesta a todos los problemas, pero ahora que se montó en el poder se dio cuenta que es mas facil criticar que gobernar.

pero también expone a sus

pero también expone a sus colegas, incluso la gente común para que se vean en ese espejo y se den cuenta que es muy fácil arrinconar a los gobernantes, criticar a los demás, creerse el dueño de la verdad absoluta. Mucha gente decía cuando escuchaba a Campo en su noticiero: ese tipo si sabe, es un iluminado y ahora que...? Es que no es lo mismo resolverle el lio del bombillo del poste de luz a la señora del barrio que gobernar una ciudad de un millon de criticones

Muy buena la columna, Rubén.

Muy buena la columna, Rubén. Didáctica y muy oportuna.
Me atrevo a hacerte una sugerencia: para la próxima, lo correcto es gobernar una ciudad, sin la preposición a, por no tratarse de alguien, sino de algo. De la misma manera, uno conoce un sitio o conoce a alguien. Saludos.

Muy interesante y acertada tu

Muy interesante y acertada tu columna, que capacidad para decirle a los colegas que se centren en la labor de su profesion

Totalmente de acuerdo con la

Totalmente de acuerdo con la columna. A eso le sumo las incoherencias de muchos periodistas en el afán de presentar una noticia. Por ejemplo, atacan la falta de autoridad en la recuperación del espacio público pero al mismo tiempo entrevistan a esos invasores y los muestran como víctimas. Otra es que presentan noticias sorbe temas que no dominan y cometen errores garrafales, confundiendo a la población.

Felicitarte ruben, no hay de

Felicitarte ruben, no hay de otra, tu valentia solo la puede esgrimir un cristiano y se que tu eres uno,asi se fundio el acero, frase celebra para sugerirte señalar los " errores" del primer negro en volar alto en Colombia, si tiene algo deshonesto y no te atreves a denunciarlo, solo señalamelo que yo si me atrevo, objetividad esa es la razon, mientras tanto, olvidate de intentos de pervertir la conciencia colectiva..quien,..............( censura es mia) " lance la primera piedra

Y SUS DESACIERTOS NO SOLO SON

Y SUS DESACIERTOS NO SOLO SON LOS DE EL, SINO TAMBIEN LOS QUE COMETEN SUS FUNCIONARIOS, ACTUACIONES QUE QUEDAN BAJO SU RESPONSABILIDAD. POR EJEMPLO DESDE LA SEMANA PASADA CERRARON LA CONSULTA DE SALUD MENTAL DE LA ESPERANZA, LA UNICA OFERTA PUBLICA CON QUE CUENTA LA CIUDAD. CAMPO NO SE DA POR ENTERADO NI LE INTERESA, EL ESTA EN LA JUGADA DE LOS GRANDES NEGOCIOS.