Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.896,27
Dólar, Venta
$2.975,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,62
Euro
$3.066,28
UVR, Ayer
$244,48
UVR, Hoy
$244,74
Petróleo
US$54,05

Estado del tiempo
2017-02-28

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:49

Marea max.: 5 cms.

Hora: 12:08

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 7 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Con el agua hasta el cuello

El lunes de la semana pasada, después de regresar de la Zona Norte, me quedé en el Centro para hacer una diligencia. A las cinco de la tarde, después de cumplir con mi cita, salí a la esquina del Claustro de la Merced para tomar un taxi. Mi mano abanicó ocho veces. Los conductores bajaban el vidrio y me preguntaban con contundencia: ¿Para dónde va? Hasta Castillo, les respondía. ¡Uf seño!, hasta allá ni loco, todo eso está inundado y hay trancón. Después arrancaban como alma que lleva el diablo.

En mi ejercicio repetitivo de levantar la mano como quien quiere y no quiere la cosa, no sabía si reír o llorar, si salir corriendo o gritar. Revestida de paciencia pensé en irme caminando, pero no tenía puestos los zapatos adecuados para la travesía de 5 km aproximadamente.
En ese instante recorrí mi vida, instante que se convirtió en hora y media. Pensé en mis logros como profesional y docente, en mi familia, en los desplazados, en los damnificados, en los ricos, en los pobres, en los dirigentes, en los gobernantes, en los secuestrados, en los retóricos, en los indiferentes, en los amargados, en los avivatos, en los sapos, en los lambones, en los agalludos, en el impuesto predial y en mi ciudad.
De repente un taxi “zapatico” pita, le hago la señal y se detiene. Sin pensarlo, le pregunto: ¿Señor para donde va?, déjeme aunque sea en la entrada. El taxista me responde: ¿usted para dónde va? Le digo: a Castillo. Vamos, móntese, yo la llevo, ya he ido dos veces hasta allá.
Era un muchacho joven con aspecto de “aleluya” -Dios la bendiga- y no me equivoqué. Me decía que para eso estaba él, para prestar un servicio y que las personas debían ayudar a los demás porque Dios recompensaba al que ayudaba. Mi sorpresa fue que cuando ibamos por El Malecón, el hombre se voltea, me mira, me da disculpas y empieza su proeza.
Se encaramaba a como diera lugar por los andenes, con una pericia increíble. “Seño”, me dijo, “si se me moja un fusible quedamos fritos y se me apaga el carro”.
Cuando nos acercábamos a mi destino final, el agua de la Bahía cubría el paseo peatonal, la grama, la calle, los andenes y la entrada de los edificios (este suceso es repetitivo desde hace varios años). Creí que iba en una canoa y habíamos arribado a Buenaventura. Inmediatamente me sacudí, estaba divagando.
Pensé en la situación absurda: apartamentos de 1.500 y 2.000 millones de pesos engarzados en unas estacas y con una vista deplorable: troncos secos, botellas y vasos plásticos flotando, tarulla y un olor repugnante y nauseabundo que no tiene descripción fácil. Recordaba que a los de estrato seis les chupan la sangre por todos los conceptos y sin embargo, como lo he manifestado varias veces en este espacio: somos de estrato 1.
Este diario nos informó en días pasados que la Alcaldía ya tiene en sus manos los estudios para empezar a ejecutar las obras de protección contra las mareas. A partir del año entrante los trabajos del muro de contención se empezarán para solucionar (si es que resulta) este deterioro. El problema no es cuestión de risa, es muy grave y serio. El Gobierno nacional debería meterle el hombro, de la misma manera que lo hizo para el túnel de Crespo, siendo el del desbordamiento de la bahía de Cartagena prioritario.
¿Hasta el año entrante?

*Escritora

licorcione@gmail.com
www.lidiacorcione.blogspot.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Con esta alcaldia no valen

Con esta alcaldia no valen razones, el aumento del nivel del mar está en la plaza de la aduana pero la administración no la ve, todos los días aparecen nuevos carteles de la curaduria autorizando obras nuevas, quien va a responder por los daños a la propiedad en un territorio que no es viable? . Si planeacion sabe del ascenso del nivel del mar, porque hay usos conformes todavía? la unica manera de hacer aterrizar a estos planificadores de pacotilla es a punta de demandas

Concuerdo con doña Lidia,

Concuerdo con doña Lidia, Bocagrande es un tugurio estrato 6, no solo es el tema de la inundación, está el tema del pesimo estado de calles y andenes que parecen mas bien calle de Bagdad, solo por curiosidad realicen un paseo a las 11 o 12 de la noche por la San Martin para verle todas las lacras. Esta es tal vez la calle mas fea de Cartagena, los huecos, la basura, el disparate de redes aéreas, la contaminación visual, el cutre de toda suerte de ventorillos, etc, etc

El problema de las

El problema de las inundaciones en el sector turistico de Bocagrande y Casillogrande, no debe ser sometido solo a las injurias al gobierno distrital sino elevarlo a calamidad nacional, Cartagena, no solo debe servir de fin de semanas para los adinerados y politicos sino tambien para que se pellizquen ante esta tragedia nacional....

No señor, disiento

No señor, disiento totalmente, el problema es del Distrito por mandato de la ley, esta claro en el Decreto 919 de 1989 en el cual se reglamenta el sistema nacional para la prevención y atención de desastres, así como en el decreto 93 de 1998 por el cual se expide el plan nacional para la prevención y atención de desastres. No solo esta sino todas las administraciones desde la emisión de estas normas han hecho caso omiso de sus obligaciones

Nunca mejor dicho. Excelente

Nunca mejor dicho. Excelente análisis. Muy ameno, certero y absolutamente veraz.

excelente articulo y me gusto

excelente articulo y me gusto el uso de la narrativa estilo macondo/garcia marquez. El resultado de las inundaciones no es mas que la falta de previcion al no tener en cuenta el estudio a largo plazo de las mareas en las costas colombianas. el olor, la pestilencia y la basura en estas aguas es el resultado de muchos años de no querer nuestro ecosistema. Ojala no permitan construcciones al nivel actual y aumenten la elevacion del nivel del primer piso y solo permitan parqueaderos en este. La solucion ojala no la tomen a la ligera y que no se embarquen en un proyecto utopico.

En mi ultima visita a

En mi ultima visita a Colombia tambien me vino este pensamiento de la Señora Lidia, quien compra un apartamento de 1.500 y 2.000 millones de pesos con una vista deplorable: troncos secos, botellas y vasos plásticos flotando, tarulla y un olor repugnante y nauseabundo, en una zona sin andenes por donde caminar, y los que hay estan anegados o llenos de basuras.