Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-23

Dólar (TRM)
$2.908,53
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,69
Euro
$3.116,48
UVR, Ayer
$242,74
UVR, Hoy
$242,84
Petróleo
US$52,75

Estado del tiempo
2017-01-24

marea

Marea min.: -21 cms.

Hora: 01:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 09:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 24 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 23 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-01-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

Cristales polarizados

Nunca había visto tantos carros con cristales polarizados como los que veo desde que vivo en la costa Caribe. Pensaba que sólo lo llevaban las camionetas de lujo, pero al cabo de poco tiempo me di cuenta que hasta los humildes carros usados se daban el lujo de polarizar los cristales de sus ventanillas.

Se lo atribuí a la luz deslumbrante que obliga a llevar gafas oscuras durante el día, aunque los cantantes de rap y reguetón, siguiendo la moda de los mafiosos del cine, las lleven también de noche. Yo mismo tuve que empezar a usar gafas oscuras para evitar la agresión de la luz, pero no conocía la sensación de ir embutido en un carro sabiendo que puedes ver hacia fuera pero que desde fuera no pueden ver hacia dentro.

Blindaje de las miradas, me dije. Luego pensé que, sencillamente, los dueños de los carros humildes imitaban la costumbre de los dueños de carros costosos. Polarizaban sus cristales, no tanto porque la luz de afuera los encegueciera sino porque es mejor parecer rico que pobre.    

No hay nada más normal que la imitación de aquellos a quienes queremos parecernos. La camioneta y los vidrios polarizados dan status: alguien se está escondiendo allá dentro para escapar del peligro, alguien quiere escapar de las miradas imprudentes, de la admiración desmedida o de alguna venganza, de la envidia, por ejemplo.

De esta tendencia a la imitación se alimenta la fenomenal industria de las imitaciones, llamada industria de los chiviados. Si los pobres no quisieran parecerse a los ricos; mejor dicho, si los pobres no se consolaran con poseer la imitación de algún símbolo de riqueza, no existiría el mercado de las imitaciones. A esto le atribuía yo la costumbre de polarizar los cristales de las ventanillas, aunque el carro sea una cancana.

Busqué analogías y encontré que una de las cosas que menos les gusta a los políticos es que les pregunten de dónde sacan la plata para pagar sus campañas. No sólo de dónde la sacan sino quién la ofrece. Así que para no verse en la engorrosa situación de mentir o callar, que es lo mismo, hay políticos que evitan asistir a donde les pregunten esas cosas. Polarizan entonces sus campañas.

Por iniciativa propia, le prometí al director del periódico no volver a escribir hasta el 30 de octubre ninguna columna sobre las elecciones y las campañas en curso. Además, votaré en blanco y espero que no me llamen racista por hacerlo.

Creo haber cumplido mi promesa: hablo de carros de cristales polarizados y del intrigante placer de saber que quien va dentro puede ver a los de afuera pero los de afuera no pueden ver a los de adentro. La última palabra que usaría para describir este efecto visual sería transparencia.

El efecto que se obtiene con la polarización de cristales podría llamarse, simbólicamente, ocultación interesada con intenciones fraudulentas. Sólo se esconde lo que no quiere mostrarse. Entiendo que se haga cuando se va camino de La Cangreja, que se esconda de las miradas el personaje en situación de riesgo; el mafioso que teme una vendetta, pero el colmo de los colmos es que se polaricen los cristales de las campañas políticas para no mostrar a los que viajan dentro.



*Escritor



salypicante@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

cristales polarizados.igual

cristales polarizados.igual usarlo y no decir las cosas como son.el que no asistió al debate. se gano su electorado trabajando y no por no ser inteligente si no que demostró ser sagas,cartagena es de gente poca culta en su mayoría. no porque ellos quieran si no que no les dieron la oportunidad de ser cultos como otros. en la viña del señor hay espacio para todos y que gane el mejor,y si es el vo,to en blanco para no elegir un negro.porque muchos botan en blanco para no vo,tar por un negro, suerte.

En estas elecciones no hay

En estas elecciones no hay transparencia alguna , al menos en la mayoria de los candidatos, aun dependiendo del cristal por donde se mire.

Esta bien por el tema que

Esta bien por el tema que tocas, que utilices el ejemplo de los vidrios polarizados, para ocultar todo aquello que mencionas; pero te olvidas que el polarizado solo tiene una razón:
que el aire acondicionado enfríe mejor con mas comodidad y economía de combustible.
Además hoy ya no necesitas hablar de la financiación del "blanco negro" de tus ataques, que ahora si que aparecieron los que estaban detrás del "polarizado"