Indicadores económicos
2017-05-25

Dólar (TRM)
$2.905,29
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.251,89
UVR, Ayer
$250,07
UVR, Hoy
$250,11
Petróleo
US$51,36

Estado del tiempo
2017-05-25

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 06:26

Marea max.: 28 cms.

Hora: 23:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-05-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Cuando se calmen las aguas

Cuando cesen las lluvias, los ríos y arroyos vuelvan a sus cauces y se sequen las zonas extensas inundadas, entonces comenzará la tragedia. Para superar la catástrofe de la nación por cuenta de un invierno descomunal, no bastará la llegada del verano.

Las poblaciones sumergidas en las aguas desbordadas y más de dos millones de personas sin techo y sin poder satisfacer sus necesidades básicas, evidencian un drama de proporciones grandes y el desafío enorme para la nación.

La prioridad está en la ayuda humanitaria, en salvar las vidas y en calmar la angustia de quienes lo han perdido todo, pero el verdadero reto para el Estado y la sociedad será la reconstrucción.

La estrategia anual de distribuir sacos de arena y repartir mercaditos para paliar los inviernos en zonas rivereñas, en un ciclo interminable de negligencia y conformismo, colapsó con la desproporción de la emergencia.

Las acciones a emprender requieren, además de inversiones cuantiosas, dosis altas de creatividad, innovación y compromiso para ser consecuentes con la nueva realidad que impone la arremetida de la naturaleza para recuperar lo que antes le fue arrebatado.

Confiar en que bajen las aguas para que la normalidad regrese a las poblaciones, a los campos, y aplicar medidas paliativas, sería una insensatez que más temprano que tarde se pagaría con otra hecatombe.

Reparar los daños estructurales en vías, acueductos, redes de telecomunicaciones; superar los estragos en extensas zonas cultivables y ganaderas y recuperar de manera integral la dinámica social en comunidades arrasadas, equivale en muchos casos a comenzar de cero. No tendría sentido asumir un nuevo punto de partida en las mismas condiciones de riesgo y marginalidad.

La alternativa de construir nuevas ciudades en áreas viables y seguras, circula, sin que se manifieste una decisión para hacerla viable. El liderazgo frente a este tema resulta tímido.

Hacer de la catástrofe una oportunidad para superar el rezago histórico de muchas comunidades es imperativo. Su relocalización en zonas seguras y provistas de los servicios básicos, es un compromiso de dignidad humana.

Congresistas, gobernadores y alcaldes de la Costa Caribe, por ejemplo, se han empeñado, unos con mayor entrega que otros, a asistir a los damnificados; otros políticos y líderes de opinión buscan afanosamente señalar responsables, orientados por la sed de justicia o de oportunismo, pero los esfuerzos por planear de manera adecuada la reconstrucción no son tan notorios.

Las salas de crisis, creadas para orientar la ayuda de emergencia, deberían ser complementadas con grupos de expertos para concertar y planear la reconstrucción inmediata de los pueblos devastados.

La dirigencia política y gremial del Caribe, región mayormente afectada, debería abanderar una convocatoria regional por la construcción de futuro, con el apoyo y la vigilancia de la sociedad civil.

Que el espíritu de Navidad ilumine la mente y los corazones de nuestros líderes, para que en el nuevo año, cuando se calmen las aguas, se abran los caminos de esperanza, dignidad y de la reivindicación social para estas comunidades que merecen una segunda oportunidad sobre tierra firme.

Deseo regocijo y armonía para todos en noche buena.

*Trabajador Social y Periodista, docente universitario, asesor en comunicaciones.

germandanilo@hotmail.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese