Indicadores económicos
2017-07-25

Dólar (TRM)
$3.023,67
Dólar, Venta
$2.860,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.521,97
UVR, Ayer
$251,55
UVR, Hoy
$251,57
Petróleo
US$46,34

Estado del tiempo
2017-07-25

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:06

Marea max.: 22 cms.

Hora: 00:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0 -
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Cuestión de prioridades

Mucho se habla de la necesidad de que Cartagena y Bolívar sean competitivos para lograr alto desarrollo y ocupar lugar principal y determinante en el concierto nacional. 

Empero, como en tantos otros aspectos, con inconsecuencia obstinada, nuestra dirigencia política se muestra amiga de los efectos pero hostil a las causas necesarias para lograrlos.

Quizá nuestra dirigencia piense que el progreso se alcanza por suerte o por causas ajenas a nosotros. A lo mejor, como el determinismo geográfico ha obrado a favor de Cartagena, para algunos sea dable esperar que las cosas se den por el solo transcurso del tiempo.

No de otra manera puede explicarse la poca atención que la educación superior merece de las autoridades públicas de Bolívar y Cartagena. No me refiero a discursos; en palabras abundan los reconocimientos. Pero con medallas, pergaminos y oratoria no se construye una gran universidad ni tampoco se la mantiene “siempre a la altura de los tiempos”, como con porfía brega por lograrlo nuestra Universidad de Cartagena.

Cierto que el Congreso aprobó un tributo especial para la Universidad de Cartagena, que debe reglamentar la Asamblea Departamental, y que la Nación aporta sumas importantes de dinero para su existencia, mas también es verdad que los aportes departamentales son pequeños y del Distrito de Cartagena nada recibe. La Universidad pervive con magros ingresos comparados con el enorme esfuerzo que realiza, la magnitud de la hermosa tarea que cumple en pro de la región y las metas que se propone alcanzar.

La injusticia de esta situación se torna más hiriente cuando se verifica que Cartagena recibe los mayores beneficios de esta Universidad pública, pues de ella proviene la mayor parte de su población estudiantil, y la casi totalidad del recurso humano empleado como docentes o trabajadores. El Distrito es el mayor beneficiario de la Universidad de Cartagena que le resuelve el problema de la educación superior para quienes carecen de recursos para obtenerla. Para el segundo semestre del 2012, por ejemplo, ingresarán a la Universidad de Cartagena 1.083 estudiantes, de los cuales 1.025 pertenecen a los estratos 1, 2 y 3 y el 57% corresponde a egresados de colegios oficiales.

Cuando tanto hablamos de competitividad, del despegue de Bolívar hacia el progreso, del futuro promisorio de Cartagena, ¿cómo creer que tales enunciados se conviertan en realidad sin contar con una universidad pública robusta económicamente, capaz de acometer grandes iniciativas de orden científico y cultural, de una cobertura acorde con las necesidades de la región, si la mantenemos en lánguida situación económica?

Cuando se observa la facilidad con que se gastan recursos públicos en tantas actividades, muchas efímeras y estériles en beneficios de la comunidad, y cuando se escucha a los propios agentes políticos echarse en cara la destinación impropia de dineros oficiales, cabe preguntarse ¿por qué en lugar de tanto derroche antisocial, esos dineros no pasan a la noble causa de la Universidad de Cartagena, que sí los devolverá con creces y en abundantes frutos sociales? ¿Por qué la dirigencia política no lo quiere? Me temo que la Universidad de Cartagena no incita a ayudarla porque no es propicia a pagar los dividendos que la clase política demandaría.



Abogado - Docente de la Universidad del Sinú – Cartagena



h.hernandez@hernandezypereira.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese