Indicadores económicos
2017-10-22

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-22

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 12:58

Marea max.: -6 cms.

Hora: 22:58

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

De Barrabases a Pilatos

Al maestro Darío Echandía, en plena República Liberal, se le atribuyó una frase que, en boca suya, sonó a sabiduría porque tomó una decisión audaz, no muy ortodoxa en la carnadura de un jurista de su talla, sobre un episodio comprometedor que era preciso conjurar: “Hay emergencias –dicen que dijo– en que para salvar a la Nación es necesario violar la Constitución”.

Sin conocer el antecedente, fue la salida que le quedó a Santos ante el vendaval que desató la reforma promovida por él y Vargas Lleras, y que nos pintó una vez más la afición de nuestra clase política por el género de la zarzuela, las divertidas farsas de Lucas Fernández y los relucientes Autos de Gil Vicente, revividos durante los días miércoles y jueves pasados en las sesiones extraordinarias de Senado y Cámara, convocadas para hundirla.

En esta nueva versión de El Jardín de Falerina hubo actuaciones dignas de estatuillas consagratorias (como la del inefable senador Eduardo Enríquez Maya), otras mediocres (como la del senador Carlos Ferro) y las restantes dignas de lástima, pues la mayoría de los actores no convencieron con el cambio momentáneo de la abyección por la independencia. Se vaciaron contra el Gobierno, a gritos y con manotazos, pero al fin, como siempre, terminaron votando lo que el presidente quiso.

Por consiguiente, los pronósticos más sombríos sobre el deterioro de las relaciones Gobierno-Congreso son lecturas de aprendiz de pitonisa, de brujo sin imaginación. Esas relaciones tienen otros nudos que no se ven pero que funcionan como relojitos, y a los cuales no renunciará el procerato del Capitolio ni los olvidará el doctor Santos cuando le toque, sonriente y empolvado, apretar las tuercas de la “persuasión”.

Por ejemplo, ya las dos palabras “auxilios parlamentarios” salieron del argot político. Sin embargo, ruedan como patines inaudibles cuotas sigilosas que los congresistas usan “para el desarrollo de sus regiones”, auspiciosas si se llega hasta donde los gobernadores de sus departamentos y los alcaldes de sus municipios a decir, sacando pecho: “Aquí hay tanto, pero los contratistas los escojo yo”.

Santos, que es experto en naipes, y que reparte a sus anchas en este juego en el que cada carta es un billete gigante, tiene esa otra llave que no requiere marco jurídico sino el simple abandono de los giros, tan parecido al que no dio para retirar la reforma de la Justicia cuando Germancito Vargas y Juan Carlos Esguerra distribuían las golosinas de la piñata “histórica” que se frustró por las maromas de los primates entre curules, ternos de marca y sastres a media pierna de colores atractivos.

No nos preocupemos, en consecuencia, por los quebrantos fugaces de unas relaciones políticas que tienen argumento y libreto conocidos. Para eso son los impuestos que pagamos, y la yunta entre partidos y bancadas, y la capacidad de intriga de sus voceros, y la mano larga de los presidentes de comisiones parlamentarias con chequera. Las aguas vuelven al cauce conocido. De ñapa, la Corte Suprema y el Consejo de Estado suavizaron los garrotes de la instancia única y la pérdida de investiduras.

Pero lo mejor de la juerga fue que, revueltos en el mismo calabazo, pasaron, todos, de Barrabases a Pilatos.    



*Columnista



carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Triste espextaculo de circo

Triste espextaculo de circo pobre,con payasos que no estimulan risa.
Señor columnista,lo rescatable de esta funcion ha sido el energico despertar del pueblo que por fin grito a congreo y gobierno ,que si es la voz de Dios.
Ojala este tipo de reaccions se sigan dando para defender nuestros derechos vuiolentados en las EPS e IPS y para rechazar en las urnas que los pillos continuen haciendo leyes.

COLUMNAS ASÍ, QUE ILUSTRAN EN

COLUMNAS ASÍ, QUE ILUSTRAN EN FORMA TANGIBLE A UN PUEBLO MALTRATADO POR SUS DIRIGENTES, CUMPLEN CON LA MISIÓN DE LA PRENSA QUE ES HACER PATRIA. SÓLO ME QUEDA AÑADIR A ESTA, COMO LA LLAMÓ DON CARLOS VILLALBA BUSTILLO, "LA NUEVA VERSIÓN DE EL JARDÍN DE FALERINA", EL RISIBLE ENOJO DE LOS CONGRESISTAS QUE HICIERON USO DE LA PALABRA PARA DEFENDER SU ACTUACIÓN EN LA APROBACIÓN DE LA REFORMA A LA JUSTICIA

Excelente descripcion del

Excelente descripcion del mayor cancer de Colombia. Hubo en Mexico un cantante de musica ranchera llamado Miguel Aceves Mejia, pero sus contrincantes le llamaban Miguel Aveces Gemia, asi esta el pueblo colombiano...