Indicadores económicos
2017-02-19

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-19

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 14:33

Marea max.: 9 cms.

Hora: 06:40

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-02-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

De choferes y conductores

Cuando hacemos memoria de los primeros automotores, nos remontamos al que patentó Karl Benz en 1886; aunque ya antes se había intentado la construcción de carros autopropulsados en 1769, cuando Nicolás Cugnet construyó un vehículo propulsado por medio de vapor de agua.

Pero curiosamente aunque éstos a los que hoy llamamos automóviles, en algunos países  también los denominan coches, al individuo que los operaba y opera, no podíamos decirles cocheros.

No existía en el léxico una palabra exacta para señalar a la persona que debía operar y conducir el nuevo invento.

Como quiera que ya existían las máquinas a vapor en  las locomotoras y en  los primeros carros, tomaron del francés el vocablo “Chauffeur” correspondiente a quien opera calderas u hornos. Todo viene de “Chaud”, que significa calor. Entre nosotros, mucho más tarde, a quienes atienden calderas en los buques, en los trenes o en la industria, los llaman fagoneros.

En los países de habla hispana el término chofer tuvo una acogida cálida. En los países de habla inglesa también tomaron la palabra “Chauffeur” que  pronuncian “Chófer”, aunque al correr de los tiempos ha ido tomando mayor aceptación la expresión “driver” (draiver). Sin embargo el término “chauffeur” se sigue usando muy especialmente para quienes conducen vehículos privados de lujo como los sedan largos o limosinas.

Con el crecimiento del número de vehículos automotores, en inglés se ha impuesto con preferencia la denominación “driver”.

Entre nosotros desde un principio tuvo aceptación la palabra chofer, pero a decir verdad, se aplicaba con preferencia al individuo que manejaba un carro por oficio, bien fuera un automóvil privado o un carro de servicio público (carro de plaza) a los que hoy llamamos taxis.

Acá se ha presentado un caso parecido al de los países angloparlantes. Allá el término “driver” va desalojando al “chauffeur” y aquí el apelativo conductor va empujando al chofer.

En mi concepto las dos denominaciones son muy respetables pues con ellas se señala a personas dedicadas a una actividad honesta y que prestan un servicio invaluable a la sociedad.

Sin embargo, aunque la palabra conductor tiene una acepción muy amplia, es de etimología auténtica, no como chofer que fue en su momento tomado del francés.

Por otra parte, existe  esa enorme  cantidad de seres humanos (hombres y mujeres) que manejan su automóvil, por la sencilla razón de ser suyo. A éstos, mientras conducen, son conductores, pero tan pronto como sea apean, son abogados, secretarias, médicos, bacteriólogos, ingenieros o comerciantes.

Por allá por los años 40, 50 y 60 del siglo pasado los conductores profesionales conformaron con orgullo el “Sindicato de Choferes de Cartagena”. Se reunían como buenos colegas en su sede del Playón Grande. Allí por lo menos dos veces al año se celebraban unos bailes espectaculares, con las mejores orquestas del momento.

Desde luego que algunos no choferes ni conductores nos hacíamos partícipes de las sensacionales fiestas. De ello puedo dar fe.

*Asesor Portuario

fhurtado@sprc.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese