Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

De malas

De malas que estamos, sí, muy de malas: los tubos del Emisario Submarino atravesaron el tormentoso Océano Atlántico sin tropiezos, y aquí, entre Bahía Honda y Punta Canoas, por negligencia o descuido con los equipos de compresión o de jalamiento, se ahogaron en Bajo Grande, Nokomis y Lomita Arena.

Quise hacer un gracejo diciendo que dichos tubos habían tomado tan en serio su condición de submarinos, que se zambulleron antes de tiempo. ¡Quién dijo miedo! Uno de esos ingenieros que hablan ex cátedra casi hace conmigo lo que los responsables de la maniobra hicieron con los fragmentos del Emisario. Aclaro que el ingeniero sin sentido del humor no fue León Trujillo, que sí lo tiene; ni Ismael Güete, que me conoce bien. Fue otro: un rolo apergaminado y solemne de la generación y afectos de Juan Pupo Mora.

Ese otro, el rolo, le atribuyó la culpa a la vejiga descosida de “La Niña”. Algo peor, en serio, de lo que yo había dicho en broma. Mejor lo hizo el gerente de EDT Marine Construction, quien, antes de viajar a Houston en busca de auxilio para sus criaturas, confesó que si en lugar de llamarse él Miki Peleg se hubiera llamado Michael Pelé, habrían tenido más fortuna sus pies que la fuerza de tracción del remolcador que no pudo con los náufragos.

De malas que somos, don Rodrigo de Bastidas. Usted, que descubrió nuestra bahía antes de fundar a Santa Marta, demostró con esa prioridad que Cartagena era, como dijo el poeta Félix Turbay el día en que sintió el cambio entre las aguas del arroyo Alférez y las de nuestro mar, “el puerto que hizo Dios cuando era marinero”.

De malas que somos, don Blas de Lezo. Veía usted mejor con un solo ojo que los dos millones cuatrocientos mil que hay, hoy, en la plaza militar que usted defendió con el virrey D. Sebastián. Usted, como buen Comandante de un Apostadero de Marina, ni pa’l taspu que fuera a desconocer las exigencias del Capitán del Puerto, quien ya le hurtó al humo los chorizos aclarando que el señor Peleg cambió la ruta que la Dirección Marítima aprobó. Con todo y eso, plantaron en su reemplazo al capitán Juan Francisco Herrera Leal.

De malas que somos, D. Sancho Jimeno. Cuéntenos, a través de Rodolfo Segovia, qué de bellezas no hubiera hecho usted con la técnica de hoy si sus paisanos de Acuacar lo recomendaran para una misión tan delicada. De seguro que su mimo con los tubos habría sido igual, por lo menos, al que tuvo con los capitanes montaraces que lo ayudaron a perseguir negros cimarrones en sus días de Sargento Mayor.

De malas que somos, don Juan de la Cosa. Acá está Arnulfo Cardona, un espiritista científico que quiere preguntarle cómo vio usted –que le puso el nombre a Cartagena mientras saboreaba cochinillo y vino con la reina Isabel, en 1503– lo ocurrido con el Emisario Submarino.

Cardona no esperó: colocó el bolígrafo sobre una página en blanco, cerró los ojos en señal de desconexión con el mundo exterior, se concentró durante un cuarto de hora, sintió un temblor brusco en las clavículas, estampilló los omoplatos en el espaldar de la silla y escribió con pulso firme la frase que le dictó con eco de siglos el espíritu de Juan de la Cosa: “Los chipriotas de EDT Marine son más crueles que los indios yurbacos”.

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es



 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

A Cartagena la vencieron,

A Cartagena la vencieron, invadieron y saquearon en 3 ocasiones (1655 Robert O’Vall, 1668 Francis Drake y 1678 Baron de Pointis) pero no dejemos que modernos corsarios y piratas propios y extraños lo vuelvan a hacer. Atravesar el Atlántico sin tropiezos para naufragar en unos pocos kilómetros de traslado es un desastre técnico. Pidamos a los entes de control nacionales que investiguen y sancionen muy drásticamente a los culpables del desastre

MIERCOLES!!!NO HABIA CAIDO EN

MIERCOLES!!!NO HABIA CAIDO EN CUENTA QUE LOS ESPAÑOLES TAMBIEN QUIEREN LAS OBRAS CIVILES, YA ESTAN AQUI!!!!BUEN APUNTE DEL SEÑOR!!!

NO ES CARTAGENA, ES COLOMBIA

NO ES CARTAGENA, ES COLOMBIA LA QUE ESTAN SAQUEANDO EN COMPLICIDAD DE SU CLASE DIRIGENTE NACIONAL Y LOCAL, IGUAL LATINOAMERICA.
LOS ESPAÑOLES, PRIMERO SE LLEVARON EL ORO, AHORA VINIERON POR LA PLATA: MONEDAS Y BILLETES, QUE AQUI GUSTOSOS LOS PASTRANAS, URIBES Y OTROS BANDIDOS LES HAN ENTREGADO. ESO ES SER GLOBALES-