Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-21

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

De vuelta al dictado y al manuscrito

Devolverme al dictado y al manuscrito, no es algo para lo cual yo estuviera preparado en estos tiempos de las tecnologías de punta y de los avances más portentosos en la escritura. Y en la lectura, porque ya los libros también empiezan a leerse en llamativos y módicos artilugios electrónicos capaces de abrirse en cualquier lugar y en cualquier tiempo.

Casi que escribir es un acto mecánico al alcance de quien sin mayores destrezas ni aprendizajes disponga de un procesador de palabras y conozca el teclado y los signos alfabéticos que lo conforman. Ningún método, curso o programa, como era de recibo en los preludios de la modernidad, es requisito ahora para devenir en escribano, escribidor y hasta escritor.

En fin, ya no hay edad que ponga limite o de largas al mecanismo de la escritura. En cualquier momento de la vida, en el instante menos pensado, un crío de cinco años igual que un adulto de ochenta y cinco terminan por cuadrarse frente al computador y arrancan a escribir como si toda la vida hubiesen ejecutado ese dispositivo de juntar letras para producir palabras. No importa que no produzcan pensamientos, conceptos, ideas. Ese no es el asunto ni la razón última de su ejercicio.

De cuanto se trata, y lo demás es lo de menos, es de ratificar que en esta era de torbellino tecnológico sí es posible desplegar destrezas y habilidades que en otros tiempos demandaban largos periodos de adiestramiento, severos aprendizajes y un avezado maestro que, a mas de llevarle la mano al novel aprendiz de calígrafo, debía fungir con igual sapiencia y tino en gramática, aritmética, ortografía, geometría, geografía, historia, religión, ciencias naturales y etc.

En aquellos tiempos quien no aprendiera a escribir de corrido, era poco probable que avanzara con éxito en los grados que prescribía la primaria. A eso se reducía el mundo de los aprendizajes de entonces, tan precarios y tan decisivos. Por lo menos en el que me tocó a mí, campesino sin mayores pretensiones que las de aprender a leer, a escribir y a ejecutar correctamente las cuatro operaciones.

Hoy debo confesar sin rubor ni vergüenzas a mis afectísimos lectores que, no obstante haberme creído liberado por siempre del antiguo procedimiento del dictado y el manuscrito, un achaque de salud no me ha dejado alternativa diferente que valerme de un amanuense para cumplir cabalmente con la prodigiosa encomienda de todos los jueves.

Ni más ni menos y desde los albores del recién doblado diciembre y lo que va ya transcurrido de este enero de cielo diáfano y neblinas matinales, esta columna es dictada a un escribano quien a su vez la transcribe a lápiz y presenta al autor para su lectura, correcciones y definitiva transcripción electrónica.

Créanme que en este volver al dictado y al manuscrito echo de menos el manoseo y la intimidad con las palabras, el goce individual con la idea y el concepto, el uso de los sinónimos, la puntualidad semántica y las novedades gramaticales que me depara el procesador.

Pero, por ínfima que sea, siempre habrá que pagarle alcabala a los inventos en desuso.

*Poeta

elversionista@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese