Indicadores económicos
2017-05-29

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-29

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:08

Marea max.: 22 cms.

Hora: 02:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Del plomo a la creatividad

Conmueve que gente pobre y necesitada, pero consciente y sensible, dé un ejemplo elocuente de la urgencia de defender el ambiente (vegetación y fauna), ingeniándose para enfrentar los avatares de una vida angustiosa con creatividad y constancia.

Es la manera de darle prioridad al interés general sobre el particular de ellos, como lo mandan la Constitución, las leyes y la sensatez.

Por eso, la comunidad de la vereda de “Los Límites”, entre los Departamentos de Atlántico y Bolívar, merece un Premio Nobel de patriotismo por la forma como sustituyó un medio de vida (la caza del tití) por otro que, además, implica liberar también al ecosistema de una carga contaminante con el uso y aprovechamiento de bolsas plásticas de desecho para confeccionar artesanías, que ya, al cabo de un lustro, se venden en el mercado interno y se exportan en cantidades apreciables.

El caso de “Los Límites” trascendió al tiempo en que inversionistas que se sienten adalides del desarrollo –compañías hoteleras y mineras– pretendían despedazar varios parques naturales, como El Tayrona y Santurbán, para lo contrario de lo que los cazadores y labriegos del Atlántico y Bolívar hicieron, es decir, anteponer sus intereses de industriales y especuladores a la salud ambiental de nuestro entorno.

Sobresale otro ejemplo en el gesto de la población de “Los Límites”: el trabajo mancomunado y el ejercicio transparente del derecho de asociación. Por consiguiente, la organización encargada de proteger a los primates en peligro de extinción creó en terreno abonado, entre padres e hijos, maestros y campesinos de la vereda, la conciencia de contribuir a la producción y el empleo en una zona donde no había horizonte que los redimiera del atraso.

¿Cuándo pensamos que del buen juicio de gente que no conoce los decálogos del mundo empresarial pudiera salir una industria de ecomochilas? ¿Pensarían ellos mismos, acaso, que el cambio en su modus vivendi lo replicarían en otros seis Departamentos del país? ¿O en que el fruto de su tenacidad hallaría demanda creciente en América Central, Estados Unidos y algunos países europeos?

Los gobiernos de Atlántico y Bolívar tienen en el éxito de “Los Límites” un punto de apoyo para fomentar labores productivas y combatir el desempleo, estimulando el potencial humano de una región que requiere energías con el fin de afianzar su autonomía. Las energías del costeño surgen, en el lapso de un parpadeo, si le demuestran que no es carne de la codicia oligárquica ni un solitario con noches y sin auroras.

   Decía Curzio Malaparte que ser campesino no quiere decir, únicamente, cavar, labrar, arar, sembrar, podar, segar y vendimiar. Quiere decir, sobre todo, saber mezclar la gleba a las nubes, hacer una sola cosa de la tierra y el cielo. Como si lo hubieran sabido los habitantes de “Los Límites” para repoblar una reserva natural con los titíes que antes mataban y lucir con orgullo la fama de sus diseños artesanales.

Qué grande, desarrollada y próspera sería Colombia si el instinto de los colombianos que asesinan a otros colombianos –como hacían con los micos de “Los Límites”– aceptara un soplo de paciencia en la sangre y abriera espacios de claridad a un deseo colectivo de paz.



*Columnista y profesor universitario



carvibus@yahoo.es 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese