Indicadores económicos
2017-07-23

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 06:32

Marea max.: 26 cms.

Hora: 23:39

Dirección viento: Sur sureste

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Desarrollo, a círculos virtuosos

En dos de los cuellos de botella en los cuales la red vial concentra el trafico de Cartagena (el paso Puente Roman a Calle Larga; y el paso de las busetas por Puerto Duro) se observa una situación que es la ilustración perfecta de lo que los economistas llaman los círculos viciosos que caracterizan las trampas de pobreza.

Se trata de la sinergia destructiva, en este caso, entre la insolencia del ciudadano, que para vehículos para conversar con un peatón o con un colega busetero, y la indolencia de la autoridad, que observa imperturbada cómo en sus narices el tráfico se represa por cuadras. 

Pero ¿puede el desarrollo depender de situaciones así aparentemente inocuas? Los procesos de desarrollo están caracterizados, en el estancamiento, por círculos viciosos; o en el despegue, por círculos virtuosos; lo cual quiere decir que la transición del estancamiento al despegue es fundamentalmente una transición de una interacción perversa entre los factores del desarrollo, en progresivo deterioro, a una interacción fructífera, en creciente superación.

Esta dinámica inescapable explica por qué es tan difícil desarrollarse, pues lograrlo requiere un esfuerzo coordinado de acumulación de diversas formas de capital, entre las cuales el capital social, institucional y humano juegan un papel fundamental; y cuya interacción constructiva requiere de formas de acción colectiva gestionadas por un agente coordinador gubernamental. En esta forma, en ausencia de esta gestión coordinadora, hay una interacción social depredadora en la que ciudadanos incapaces de acceder a la noción de bien común adoptan conductas que aunque les den una ventaja en una perspectiva miope, resultan socialmente destructivas.

Encontramos ilustraciones de estas conductas en dos terrenos. En el ambiental ya mencioné dos problemas, el de las basuras y el del ruido nocturno de los rumbeaderos, en los cuales la insolencia del ciudadano se corresponde con la indolencia del agente coordinador gubernamental. ¿Qué sino esta interacción perversa puede explicar una emergencia sanitaria como en la que se encuentra Cartagena (basuras en el sistema acuático de la bahía, en las playas y en caños de conducción de aguas en los barrios)?; ¿o la forma como los rumbeaderos en el baluarte al final de la calle del Arsenal pueden producir impunemente noche tras noche ruidos que desafían la imaginación del más salvaje, para no hablar de las supuestas normas regulatorias de contaminación auditiva?

El segundo terreno es el de la competitividad del producto Cartagena a vender en el mercado turístico, la cual ve afectada por  la incompetencia y la descortesía de empresas e individuos que prestan servicios de mala calidad. Incompetencia y descortesía que son costosas no solamente para ellos sino, por razones de externalidades de varios tipos, para el bien colectivo que es ese producto “Cartagena”, una ciudad en la que la calidad y amabilidad del servicio al cliente debería ser bandera de una estrategia de competitividad

¿Un problema de educación? Situaciones como las mencionadas ilustran la forma como la precariedad del capital social y capital humano, que se traducen en la carencia de la visión necesaria para superar dicha sinergia perversa de insolencia e indolencia, interactúan para erosionar la competitividad y las posibilidades de desarrollo de Cartagena.

*Director Centro de Estudios Asiáticos/Asian Studies Centre UTB-UAM

rchica@unitecnologica.edu.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese