Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Desconcierto en Cartagena

Sin prohibición o con prohibición, el ruido de los picós reina los sábados, los domingos y hasta los lunes, denuncia la gente.

No solo la música del Rey y del Conde a la que los denunciantes nombran como ruido. En algunos sitios de la ciudad retumban hasta los martes, incluso ahogando las voces y los cantos de los curas y los pastores de las iglesias vecinas a los sitios de los bailes. No creo que la única razón para que también se programen bailes picoteros más allá de los días de descansar o de guardar sea que los picós tengan la agenda copada los fines de semana.

El hecho de que los picós sigan sonando a todo timbal, a pesar de que está vigente una norma que los prohíbe, que lo hagan en días laborables, por encima o por debajo de las autoridades civiles y eclesiásticas y de muchas comunidades, nos tiene que poner a pensar sobre lo que está pasando en el presente, que tiene mucho que ver con lo que ha pasado en el pasado. Algo más tiene que haber en el canto de la cabuya en este cuento con los picós, con la música champeta y otras músicas que no solo son pura bulla. 

¿Cómo es posible que se pueda organizar y llenar un baile de picó un lunes o martes por la noche?, me pregunto. ¿Cómo es posible que se sigan dando y llenando especialmente con pelaos?, me sigo preguntando. Por un asunto de obligaciones, creo yo. Porque las obligaciones de quienes participan en general en estos bailes (que son más que bailoteos) con el Estado, el Gobierno, la familia, el trabajo, la escuela, la Iglesia, o con la sociedad en general, no existen, o en el mejor de los casos son enclenques.

Porque no tienen obligaciones fuertes con estos escenarios que además están en crisis, algunos en franco deterioro, de capa caída. Porque en general no tienen nada que ver con las personas amantes de los picós y viceversa. En ese sentido los picoteros no paran bolas, no hacen caso, desobedecen, bembean, resisten, enfrentan, alzan la voz, como sucede hasta en las mejores familias. Por un asunto de desobligaciones y desobediencias, los bailes de picós se siguen haciendo no solo los fines de semana, porque además de ser un vacile efectivo y de ser una fuente generadora de trabajo, son fuentes de una identidad de resistencia, con un alto componente de violencia y contra todo orden establecido, debido a esto se les ve o son realmente generadores de des-orden.

Para bien o para mal son fuente de alimentación para los cuerpos, los espíritus y las almas, individuales y colectivas, especialmente de muchas personas negras por dentro y por fuera, de personas y grupos que son lo que son con lo que les ha tocado vivir en los márgenes de la ciudad colonial y post-colonial. De gente que no ha sido considerada tal, ni ciudadana, de seres humanos que se les quiere ver como no personas, que se les nombra como sea, en muchos casos como “negramenta”, cuya música llega a los oídos de los demás en forma de ruido. 

Si no que lo digan los Alfonso Múnera, Javier Ortiz y Raúl Román, que han indagado sobre la historia del desorden en la plaza, que dicho sea de paso, nunca ha sido solo un asunto de los sectores populares. Las élites de la ciudad también han aportado y siguen aportando su camión de arena al desconcierto en Cartagena.



*Lingüista, Literato y Comunicador para el Desarrollo



puntos_de_encuentro@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Compa, hubiera querido leer

Compa, hubiera querido leer su nota hasta el final para hacer una crítica más profunda, pero me mamé, literalmente. Tómese un descanso, Léase un buen libro e intente de nuevo a ver que le sale, porque por ahora sus escritos son absolutamente "impotables".

Este cuento de la champeta

Este cuento de la champeta como elemento de identidad social tiene que ser objeto de revaluacion y reingenieria. Recuerdo cuando alguien se propuso crear la cátedra de la champeta en primaria.
No es solo la música es el licor y la droga, la vulgaridad, la bulla, la violencia, la pereza, la falta de propósitos y metas en la vida, el irrespeto etc todo ello define al CHAMPETUO

Para ser un buen CHAMPETUO

Para ser un buen CHAMPETUO tienes que tener trenzas, aritos, vestir con pantaloneta, gorra y chancletas tienes que ser vulgar, levantarte a las 12 del dia y tu planes para el futuro limitarse al domingo que viene para trasladarte bien armado a tu baile de pico.
Tus opciones en la vida seran si vas a ver al Rocha o al Imperio

CHAMPETUO, despues para poder

CHAMPETUO, despues para poder tener dinero para gastar en el pico y tus vicios, un cachaco flojo que quiere vivir del que trabaja, te utilizara para cobrar extorsiones a otros cartageneros que trabajan honradamente o como sicario para matar a los que no paguen. Esta es tu triste realidad y moriras joven por tus absurdas peleas con otros igual de jodidos que tu. De todas formas tu no leeras esto por que t no sabes abrir un computador y con los periódicos te limpias el Qlo

Te voy a quitar la mascara,

Te voy a quitar la mascara, tu eres un desgraciado que cree que por chuzografiar en el universal eres celebre,tu lo que estas es tratando de desetimular el sentir Cartagenero, nuestra identidad, y resaltar a los bellacos palanqueros,no los mencionas, pero para ti, ellos si tienen derecho de hacer bulla, o que es lo que hace viviano torres ?, hasta hoy, el negro mas grande cartagenero es joe arroyo ,y el se reconocio eterno champetuo, abrete como la yuca, que tu hueles a heces fecales ( mierda)