Indicadores económicos
2017-02-20

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Desempeoraron

A nosotros nos complace que la calificación popular al Concejo Distrital haya desempeorado. Desempeoró porque, pese a la ganancia de seis puntos porcentuales de aceptación, la imagen desfavorable le saca aún diez puntos porcentuales a la favorable. Pero, de todos modos, es mucho cuento obtener en tres años un reconocimiento tan esclarecedor.



Desempeorar es bueno para una corporación que rendía menos de lo que esperaban sus electores, pues con administraciones anteriores se rajaba en control político, los pupitrazos prevalecían sobre la necesidad de discutir las iniciativas que le enviaba el Gobierno, y sus miembros, solemnes y galanteados por los alcaldes, centraban su atención, únicamente, en la capacidad de pago de éstos. Así lo entendíamos, y en razón de los pasos que han dado para desempeorar y mejorar más adelante, la euforia que les insufló el balance de El Observatorio arrojó ya un primer indicador: 17 de los 19 van por la reelección.

Creemos que la tensa relación Gobierno Distrital-Concejo influyó mucho en el giro refrescante de la opinión. El Concejo se ha visto forzado a demostrar que puede asumir actitudes y tomar decisiones pasando por encima de la tacañería burocrática de doña Judith, o sea, oponiéndose y derrotando determinados proyectos con compostura de dirigentes. Y lo que fue mejor, presentando ellos los suyos para despejar las dudas sobre si podían cumplir o no sus deberes constitucionales y legales. Y algo todavía mejor, impulsando con entusiasmo los de evidente interés general.

Haber dejado las sillas vacías resultó, por tanto, una trastada de colegiales por varios motivos. Uno de los cuales es que la participación ciudadana y la exigencia de resultados no son una embelequería burguesa, una muletilla de demagogos y de pinches de comité, sino la oportunidad para que se ejerza el control social sin velos ni escamoteos. Además, era el momento propicio para desvirtuar en vivo y en directo, con argumentos y no con desplantes, cualquier injusticia que el informe de gestión contuviera.

Si hubieran ido a controvertir las falencias que todavía les cuelgan, aparte de los espaldarazos a su valor civil por enfrentar un reto a pleno sol, las acciones se les habrían valorizado en estas vísperas electorales, inclusive en sectores de opinión que descreen –siguen en eso– de la intención de muchos de ellos por servir con desinterés a la ciudad y a su pueblo. Se les abona a los de la bancada mejor calificada, la que votó en contra del desplante, el respeto a la proposición aprobada.

El caso de William Amín no nos sorprendió: lo veíamos activo y diligente, positivo y crítico cada vez que había de ser lo uno y lo otro, sin excederse ni hacer comedia bufa  dentro o fuera del Concejo. Su visión de Cartagena y sus dificultades es la de un concejal que la mira comprendiendo el significado de su tarea. Si se opone lo hace racionalmente y si respalda y vota bien lo hace con convicción, criterio e independencia. No creemos que lo saque de ahí el espíritu de cuerpo, ni un objetivo político mezquino.

El hombre –dijo Aristóteles–, puesto en poder y señorío, se modera con la prudencia. La que no tuvieron los honorables concejales al huirse ante la obligación de ver qué cosas les salvan y qué cosas los pierden.

Ahora, a mejorar. 

*Columnista

carvibus@yahoo.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese