Indicadores económicos
2017-02-22

Dólar (TRM)
$2.902,68
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.058,55
UVR, Ayer
$244,12
UVR, Hoy
$244,21
Petróleo
US$54,06

Estado del tiempo
2017-02-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:57

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:28

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 09 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,5 a 1,5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 22 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-02-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Disfrutando el conocimiento

Pocas veces en mi vida de académico me ha conmovido tanto un seminario como el que acabamos de realizar para conmemorar el bicentenario de la independencia de Cartagena.

El martes 15 de noviembre, después de 5 días de fiestas y contra todo pronóstico, el Teatro Adolfo Mejía estaba completamente lleno. Personas de todas las clases sociales y de las más variadas profesiones acudieron para oír hablar sobre su propia historia.

Un conjunto de historiadores venidos de distintas regiones del país y del mundo estuvieron con nosotros del 15 al 17, tres días intensos de reflexiones iluminadoras sobre las luchas de la independencia y la fundación de la república. El pasado fue revisado con minuciosidad y abundancia de documentos, para cambiarle, de forma enriquecedora, el rostro a una historia, en la generalidad de los casos, distante de la vida real y de los sueños de los hombres y mujeres comunes y corrientes.

No se habló de las grandes batallas ni de las estirpes, sino de líderes de origen humilde, hasta hace poco tenidos como gentes de menor importancia en la gesta independentista cartagenera. Se habló y se debatió en profundidad acerca de la actuación de los grupos socio-raciales excluidos o marginados de los privilegios otorgados por la legislación colonial a los españoles o a sus hijos nacidos en tierras americanas.

Y se habló de un aspecto esencial: de cómo la república recién nacida consagró en sus planes de reformas y en su primera constitución la ciudadanía para todos los hombres libres sin distingos de raza. Y de cómo se tenía perfecta conciencia de que para formar ciudadanos era necesario –absolutamente necesario- tener buenas escuelas en todos los pueblos, para que no se quedase nadie sin saber leer, escribir y contar. Promesa no cumplida hasta el día de hoy, en que la Costa Caribe de Colombia sigue teniendo uno de los índices más altos de analfabetismo de la nación y un sistema escolar de los peores del mundo, con todo y haberse logrado en esta administración declarar a la ciudad de Cartagena libre de analfabetismo.   

Debo aclarar, sin embargo, que no fue la muy buena calidad de la mayoría de las conferencias lo que me conmovió. No. Lo que realmente me emocionó fue ver tanta gente común y corriente –trabajadores, sindicalistas, maestros y maestras de todas las edades, y profesionales que nunca han estudiado historia- escuchando con atención, participando y aplaudiendo con alegría a los conferencistas. Y algo nunca visto: jovencitos estudiantes de colegios, entre los que se encontraba un grupo grande de adolescentes sordomudos siguiendo con atención las conferencias en el lenguaje que su maestra utilizaba para trasmitirle los contenidos.

En fin, aquello fue -palabras más, palabras menos- una verdadera fiesta del conocimiento. Una demostración contundente de que cuando la historia narra un pasado que le habla a seres humanos del presente produce interés. Interés y devoción. Hombres y mujeres son capaces de durar tres días, mañana y tarde, aprendiendo felices acerca de sus antepasados. Es, ni más ni menos, el disfrute del conocimiento.

Mil gracias al señor rector de la Universidad de Cartagena, a la señora alcaldesa y a la directora del Instituto de Patrimonio y Cultura por su apoyo entusiasta para la realización del seminario.



*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.



alfonsomunera55@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese