Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Distorsión e irresponsabilidad

Esta semana conocimos otra situación que pone en evidencia la falta de interés que el bienestar de los trabajadores despierta entre las autoridades.

Los médicos generales que laboran dentro del Hospital Universitario, arguyendo que hace cinco meses no reciben su salario, anunciaron que entrarán en cese de actividades. El gerente encargado del ente replicó diciendo que no lo podían hacer porque la cooperativa es quien tiene a su cargo el servicio y la falta de pago de los salarios no dependía de los incumplimientos del Hospital, sino de la insolvencia de la cooperativa, cuyas provisiones deben alcanzar para cubrir el déficit que genere las demoras derivadas de la carencia de recursos oficiales.
Es entendible que las autoridades justifiquen las conductas que asumen al frente de la entidad que administran y procuren evitar que el personal que se requiere para prestar los servicios se ausente o rehúse cumplir su labor. Lo que no tiene presentación es que a los servidores del Estado se les atropelle en su dignidad, como lo pretende el director, evadiendo la responsabilidad que le compete, toda vez que quiere ocultar que de la atención de los compromisos contractuales depende el entusiasmo que los vinculados al Hospital le pongan a los tratamientos que deben aplicarle a los pacientes.
Sabemos que algunas de las cooperativas de trabajadores son artificios que se crearon para evitar el pago de prestaciones y disfrazar la existencia de nóminas paralelas. También que el manejo de ellas comporta utilidades para los dirigentes, no sólo porque se quedan con un porcentaje del valor de los servicios que facturan, sino porque a su alrededor mantienen una clientela dispuesta a apoyarles a cambio de que se les garantice la permanencia en su lugar de trabajo. Pero cuando se trabaja y no se percibe la remuneración, aparecen los disgustos, la vocación de acatamiento se agota y la predisposición a la veneración se anula.
Preocupa, por ello, que los administradores del hospital, en vez de afrontar la realidad e informar sobre ella, la distorsionen e intenten engañar a la opinión, exponiendo como causas del malestar de los médicos situaciones que no se originan en la malquerencia de ellos, ni en el proceder de terceros. Ningún contratista, por solvente que sea, resiste la carga laboral de cinco meses sin que su contratante le pague, ni nadie trabaja por gratitud. La lealtad con la entidad y la necesidad de una plaza de trabajo no entrañan el sacrificio de no reclamar el pago del servicio prestado.
Es injusto que se desconozcan las peticiones de los médicos, que no han hecho otra cosa que solidarizarse con la suerte de un ente que, a pesar de los tumbos que viene dando, es la esperanza de sanación de la mayoría de quienes en el Departamento no pueden cotizar al sistema general de seguridad social.
Es la aplicación de la ley del embudo: usted está obligado conmigo, pero yo no con usted. Si le sirve así, quédese. Si no, váyase. Y eso que están tratando con personas que se formaron en una academia.

*Abogado y profesor universitario.

noelatierra@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese