Indicadores económicos
2017-07-25

Dólar (TRM)
$3.016,55
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.539,24
UVR, Ayer
$251,57
UVR, Hoy
$251,58
Petróleo
US$47,89

Estado del tiempo
2017-07-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 08:48

Marea max.: 17 cms.

Hora: 01:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0 -
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El Banco de Alimentos

Hace diez años la Arquidiócesis de Cartagena, obediente al mandato de Jesús: “Dadles vosotros de comer”, creó el Banco de Alimentos, un puente entre la carencia y la abundancia.

Ha sido un Banco de todos y para todos, para compartir y no para acumular. Curiosamente sus pérdidas se miden por el déficit de solidaridad y, a diferencia de los “otros bancos” que nunca pierden y cuando pierden arrebatan, en este Banco caben juntos católicos y evangélicos, pentecostales y bautistas, adventistas y metodistas, anglicanos y presbiterianos, ciudadanos del común y aún quienes no creen en Dios. El Banco reverencia a Dios… reverenciando al hermano. En la Iglesia basta con la necesidad para que el pobre sea digno. Sólo Dios conoce a cuántos niños se les da lo fundamental para un comienzo con esperanzas, cuántas vidas se han salvado, cuántas comunidades en emergencia han sido atendidas, cuántos comedores y organizaciones se han fortalecido y cuánta gente buena hay en Cartagena, empresarios y gente del común, que no pueden estar tranquilos sabiendo que hay muchas familias que van a la cama sin comer.

Al frente del Banco están dos religiosas cuyo principio es: “Decididas a hacer el bien”. Pero ellas tienen una preocupación: ¿Dónde encontrar ayudas generosas que hagan sostenible el Banco? Tenemos recursos limitados y necesidades ilimitadas, aun así las puertas del Banco siguen abiertas para acoger lo que llega, organizarlo y distribuirlo según las necesidades de la gente. Cartagena no es pobre…es inequitativa. Y esta inequidad se resuelve dando a nuestros hermanos cuanto les corresponde como exigencia de justicia (el Estado) y cuanto necesitan como un deber de solidaridad (la comunidad).

Creo que el Banco de alimentos es uno de los signos de que la Iglesia es sacramento de Cristo. Pero ¿con qué motivaciones evangélicas debemos avanzar para hacer sostenible el Banco de Alimentos? Propongo algunas: reconocer que si la Iglesia, que somos todos, no aparece ante el mundo como un signo visible del Reino de Dios que Cristo trajo a la tierra, es inmediatamente incapaz de evangelizar. El Banco es un signo de cómo los valores del Reino se convierten en hechos sociales.  ¡Hagámoslo sostenible!

La segunda es volver a las fuentes. Los primeros cristianos, muy a pesar de la indigencia de muchos hermanos, tuvieron el coraje de rechazar el dinero de dudosa procedencia. Cuando esto sucedía, compartían con ellos su propia comida o ayunaban para satisfacer sus necesidades: “Si después de ayunar te quedas con el fruto de tus economías no engrosarás la fila de los virtuosos sino de los tacaños. El ayuno sin la limosna, que es justicia, se ha de atribuir más a la avaricia que a la abstinencia”, decían los Santos Padres. La tercera es vivir la generosidad de una manera diferente. El fin de la limosna no es poner a prueba mi desprendimiento sino ayudar a mi hermano. El milagro del Banco de Alimentos no es multiplicar panes…es procurar que los que hay alcancen para todos. Estupenda la lección de la Didaché, escrito coetáneo del Nuevo Testamento: “Que tu limosna sude en tus manos hasta que sepas a quién la das”.  Les dejo el teléfono y correo de las hermanas para que las contacten: 320 549 84 03 y  bancoalimentoscartagena@gmail.com



*Director del Programa de Desarrollo y Paz del Canal del Dique.



ramaca41@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese