Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El derrumbe de la Salud

El 24 de mayo murió una niña en Cúcuta en la sala de espera de una IPS; el 17 de mayo, en la misma ciudad, una señora falleció mientras esperaba que le dieran una cita en una EPS.

Estas dos noticias son un trasunto del estado casi agónico del sistema de salud de Colombia, el cual, como los pacientes desahuciados, cada día amanece peor y parafraseando a Quevedo, no hay calamidad que no lo ronde.

Los hechos hablan por sí mismos. El 17 de mayo, El Tiempo informó que por no ser rentables, se habían eliminado más de 1.700 camas en los hospitales pediátricos. Hace 15 días, el secretario de Salud de Bogotá denunció que en el hospital de Meissen, las directivas compraban langostinos, vinos, caviar y pedían comida a restaurantes de lujo, mientras los pacientes agonizaban por falta de antibióticos y oxígeno, y a los médicos y empleados les debían más de cuatro meses de sueldo, lo cual motivó la renuncia masiva de los especialistas de ese ente hospitalario. El 24 de mayo, la contralora general, Sandra Morelli, dijo que durante el 2011 se habían perdido en Saludcoop mas de 2 billones de pesos y ese mismo día, Jorge Robledo, el combativo senador del Polo, denunció en el Senado, una lista enorme de funcionarios del Gobierno que han tenido vínculos con esta EPS.

Hemos llegado aquí por la Ley 100, una norma angelicalmente redactada, pretenciosa en sus alcances, llena de bellos principios como la universalidad, solidaridad y otros más, pero que a pesar de los reparos que en su momento hicieron varias sociedades científicas, fue tramitada sin oír las recomendaciones de los expertos y nació envenenada de irrealidad. Si bien con esta norma se incrementaron los recursos para la salud, al punto de que este año ascienden a 40 billones, paradójicamente, los usuarios han visto un galopante y doloroso deterioro de la calidad de la atención médica.

Un trabajo académico arriesga la hipótesis de que lo intrincado del sistema y la gran cantidad de dinero que maneja, ha servido para que entre sus pliegues se cuelen los pícaros, esos personajes que pueblan la literatura más triste y cínica de Iberoamérica, quienes han hallado un nicho para desplegar sus habilidades delictivas. La prueba de este desastre, es que en un estudio reciente de la Universidad de los Andes, cuyo resumen se publicó el 26 de mayo en  El Espectador, reveló que 19 IPS, 3 entes territoriales, 4 cajas de compensación y 9 EPS, que tienen más de 20 millones de afiliados, están intervenidas.

Otro síntoma del fracaso estrepitoso del sistema es que los indicadores de salud pública están en franco declive, con las resultas de que Colombia está en los últimos puestos de Latinoamérica. En fin, el Gobierno tendrá que aplicarle una cirugía radical al sistema de Salud. Una propuesta de la contralora Sandra Morelli para salvarlo, me parece acertada, la cual consiste en hacer con la Salud algo parecido al salvamento que se hizo con el sector financiero hace algunos años, que dio como resultado la creación de Fogafín.

La salud es tan importante como el sector financiero, o más, y merece igual o mejor tratamiento.



*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.



menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese