Indicadores económicos
2017-09-22

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-23

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 22:47

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:16

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El Dique, beneficios e inconvenientes

Con sobrada razón los gobernadores de Bolívar y Atlántico, los alcaldes de  las poblaciones ribereñas del Canal del Dique y quienes en una u otra forma colaboran con ellos, aúnen esfuerzos, principalmente dirigidos a ayudar a los más afectados por el crudo invierno.

Epidemias, destrucción de viviendas, invasión de escuelas, pérdidas de cultivos, desempleo, latrocinio y desorden. Las autoridades civiles, militares y de policía, tienen que hacer ingentes esfuerzos para, por lo menos, atenuar los efectos trágicos que se derivan del fenómeno natural.

Las gentes de bien están en la obligación de colaborar con las autoridades; no es posible dejar en manos de éstas todo el peso de la responsabilidad. Efectivamente, en la emergencia anterior, muchas personas, algunas adineradas y otras pobres, pero llenas de buena voluntad, sumaron su esfuerzo al gran esfuerzo colectivo y global.

Aunque no han faltado las voces de censura acerca de la forma como se manejó el problema, podemos decir que quienes dirigieron la solución de las urgencias, lo hicieron con sumo interés y buena voluntad.

Los cartageneros y bolivarenses  aunque preocupados  por los perjuicios recibidos en la ribera del Dique, no podemos perder de vista que esta vía acuática tiene su origen en la necesidad de unir a nuestro puerto marítimo con el Río Magdalena y así convertirnos también en puerto fluvial. No debemos olvidar que Don Pedro Zapata de Mendoza, Gobernador interino de Cartagena en 1650, así lo entendió y procedió de manera artesanal a unir una serie de caños, ciénagas y lagunas, hasta llegar al Magdalena. Así, desde 1650 Cartagena se convirtió en puerto fluvial. 

Era tan evidente esa necesidad que a finales del siglo XIX se construyó un ferrocarril que unía al puerto de Cartagena con el Puerto fluvial de Calamar, que ofrecía otra opción para llegar al Magdalena y, en consecuencia, al interior del país. Los rieles del ferrocarril de Cartagena a Calamar fueron levantados en 1951.

Sabemos que desde hace algunos años el Canal del Dique viene depositando en la bahía de Cartagena enorme cantidad de sólidos que han ido deltificando parte de ella, problema por el cual Cartagena tiene que reclamar una solución a la Nación.

Si en 1650 de manera artesanal se unió a nuestro puerto con el río Magdalena, ahora, rodeados de tanta tecnología, tiene que existir una manera de evitar el depósito creciente de sedimentos dentro de la bahía, sin prescindir de nuestra condición de puerto fluvial. Aunque tengamos una constante comunicación terrestre con el interior por medio de carreteras, la comunicación acuática es indispensable, sobre todo, para la zona industrial de Mamonal.

Hacemos un llamado para que nos unamos en beneficio de los afectados por el invierno, sin renunciar a nuestra condición de puerto marítimo y fluvial.



*Asesor Portuario



fhurtado@sprc.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese