Indicadores económicos
2017-10-20

Dólar (TRM)
$2.921,92
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.457,80
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,29

Estado del tiempo
2017-10-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 20:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El Dique: inundación veranera

Un río seco y una inundación son extremos estúpidos, pero la madre tierra no perdona.

El Magdalena y el Dique han sido las arterias de la patria y nuestro terruño.

Cuánto ha significado la compañía vivificante de sus aguas, hoy generadoras de tragedia. Es absurdo maldecirlas por ser causantes de dolor y miseria.

En 1650 un gran gobernador de carácter recio acometió la obra: el Canal del Dique, financiado con recursos de poderosas cofradías de conventos cartageneros, ha sido fundamental para el desarrollo regional.

El viacrucis del Dique comienza cuando es explotado sin invertir en su conservación. Se lo disputan el Cabildo, el Consulado y otras entidades coloniales que olerían a naftalina. La corona asume la cesión de la vía en 1790. Después en la Republica…

El abuso lo deteriora. Sólo se utiliza en épocas de creciente. Esa obra aturde nuevos burócratas. Los engolosinó su explotación, pero después les vino el embeleco del ferrocarril entre Calamar y Cartagena. El humo, espejismo del progreso. El Dique ha transitado hacia el olvido. Esta vía fluvial terminó siendo símbolo de atraso y mala suerte. En los veranos intensos sus aguas se salaban desde Pasacaballos hasta Gambote. Hoy la sal le viene de “otra parte”.

Después de la Standard Dredging comienza un nuevo periodo trágico. Una draga haciendo un trabajo timorato. El Dique, que tanto significa para Cartagena y las gentes humildes que viven en sus orillas, se volvió mala palabra. El Estado paquidérmico no lo quiere.

Tenemos años de quejas y ruegos por la vía fluvial indispensable para el desarrollo económico y social. Politicastros lanudos y próceres calentanos continuaron un forcejeo que parecía sainete, pero también ha sido tragedia.

Con la rimbombante Planeación Nacional, un Ministerio que cambia de nombre como cambia el curso del río, anuncia la redención anhelada. La solución técnica. 

El último responsable de su trágico destino dizque fue Kempis, un fraile alemán que inspiró a un ministro todopoderoso. Durmió en su sopor místico la adjudicación de esa obra imperativa y urgente. La decisión gaseosa: “si, pero no”, como sucede  solo en nuestra patria. Todo quedó en el limbo. 

En diciembre el Dique atropelló una región que padece el abandono. Hoy se vuelve a desbordar, cuando apenas terminan de bajar las aguas del último desastre invernal. Amenaza casuchas, esperanzas de restauración y sueños de progreso. Lo peor, este agua viene del frio, porque aquí no ha caído una gota. 

El Gobierno dice que arreglará el problema del Dique cuando deje de llover: en julio. El asesor que justificó aplazar trabajos tan urgentes, ignora que en ese mes es cuando se intensifican las lluvias en la región Caribe.

La última vaina: la culpa dizque es de alcaldes marrulleros que no han adelantado obras urgentes. También caen sospechas sobre estos funcionarios. Pero no se entiende cómo pudieron malversar dineros que nunca les llegaron.

En el Caribe las “aguas de abril caben en un barril”. Desconcertados tememos otra inundación propiciada por  bambucos de papeleo y centralismo. Calamar, Soplaviento, San Cristóbal, Arenal, Mahates y Gambote, son los “pagapato”. Parece que se inundarán en menos de quince días. Otra oleada de miseria y sufrimiento.

*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.

augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

DOCTOR AGUSTIN BELTRAN PAREJA

DOCTOR AGUSTIN BELTRAN PAREJA SU ESCRITO QUE CONTIENE LA SAPIENCIA EN EL TEMA, DEBERIA SER ANALIZADO DE MANERA INMEDIATA POR EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA Y SU CUPULA DE "IAS",PORQUE CALAMAR OTRORA PRINCIPAL PUERTO FLUVIAL DE CALAMAR,PRECISAMENTE PORQUE AL SINDICATO ANTIOQUEÑO LE HA DADO LA GANA LOS GOBERNANTES DE TURNO HAN PREFERIDO LOS MOTORES RODANTES EN TIERRA A LOS RODANTES EN EL AGUA AUN SABIENDO QUE EL COSTO ES MAS BARATO EN EL AGUA.

POLITICA DEL VIVO VIVE DEL

POLITICA DEL VIVO VIVE DEL BOBO.....NO LES INTERESA EL TRASPORTE FLUVIAL PORQUE ES MUCHO MAS BARATO... HAY INTERESES MUY PODEROSOS QUE PREFIEREN TRASPORTE POR CARRETERA... POR ALGO SE DESHICIERON DEL FERROCARRIL QUE ES LO MAS IMPORTANTE QUE PUEDA TENER UN PAIS ES LA COLUMNA VERTEBRAL EN LO QUE SE REFIERE A TRASPORTE BARATO.. CONFUSIUS.....

aquí los beneficiados son los

aquí los beneficiados son los mismo de siempre, esos que han vivido del dolor ajeno, entre mas grande sea la calamidad hay mas dinero.y los gozosos llenando sus cuentas bancarias a costa del sufrimiento y los mal llamados entes de control, sordo ciegos y mudos.