Indicadores económicos
2017-03-22

Dólar (TRM)
$2.936,82
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,61
Euro
$3.173,82
UVR, Ayer
$246,64
UVR, Hoy
$246,72
Petróleo
US$48,04

Estado del tiempo
2017-03-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:37

Marea max.: 12 cms.

Hora: 06:58

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 2.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El don de la oración

El próximo domingo se inicia la semana santa. La cuaresma está en su recta final y debemos profundizar en el don de la oración. 

Hay un testimonio delicioso y auténtico: “Cuentan la historia de un obispo que, cuando entró a su nueva Iglesia, lo acompañaron sus fieles hasta su pequeña catedral donde recibió una acogida muy cordial. Antes de acabar su…posesión,…pidió traer la custodia con el Santísimo Sacramento y lo expuso en el altar.

“Era el momento, esperado por él, para orientar su diócesis. Pero su palabra desconcertó cuando dijo: “Ayuden a su Obispo repitiendo esta plegaria: ¡Gracias por el don de la oración! Al repetir por tercera vez esta súplica, la voz de los asistentes subía muy fuerte de tono, de manera que el nuevo Pastor, con un nudo en la garganta, dijo: “Señor, la oración es un don tuyo. Tu Espíritu Santo nos la inspira y es quien mueve sin cesar nuestros labios. Si respondemos a esta gracia, ni yo te fallaré en el cuidado de tu rebaño, ni estos colaboradores míos se cansarán de trabajar por ti. Con la oración, don exquisito de tu bondad, sabremos responder a la misión que nos confías”.

Todos entendieron y oraron más y mejor. Se multiplicaron los grupos de oración, las pequeñas comunidades y la diócesis tuvo una renovación cristiana bajo todos sus aspectos y con todas sus exigencias”.

La oración es don, gracia y regalo de Dios. Al orar, se repite la escena de Jesús con la Samaritana, que le dice: ¡Dame de esa agua tuya! Sin darse cuenta de que hacía esta súplica porque el Señor se le había adelantado: Mujer, ¡dame de beber! Muchas veces creemos que pedimos a Dios su gracia, cuando es Dios quien nos pide a nosotros rezar para que nosotros le pidamos a Él. Nos pide con el deseo profundo que tenemos de Dios, con nuestra pobreza, al vernos desposeídos y con remordimiento por nuestro mismo pecado, y que nos hace suspirar por la paz que solamente Él nos puede dar. Si la iniciativa parte de Dios, la oración es gracia grande del mismo Dios.

Miremos ahora el testimonio de la Madre Teresa de Calcuta. Cuando Pérez de Cuellar, Secretario General de las Naciones Unidas, la invitó a ese foro, dijo: “Les presento a la mujer más poderosa del mundo”. Ella se asustó, encogió de hombros y quedó más chiquitica. Sólo la sostenían las cuentas de su rosario. El Secretario prosiguió: “Sí, les presento a la mujer más poderosa de la tierra, porque en su corazón hay lugar para el dolor de mucha gente. Y esto deben ser las Naciones Unidas”. Nadie podía desmentirlo. La monjita famosa callaba, hasta que respondió con humildad encantadora: “No soy más que una pobre mujer que reza. Rezando, el Señor me mete en el corazón el amor para poder amar a los pobres”. Luego dijo: “¡Recen también ustedes! Se llenarán de amor sus corazones y serán capaces de amar a los pobres y de trabajar por ellos. Tengan presente que nunca se hace nada de provecho sin amor. Y no hay amor si no hay oración”.

Lo interesante es saber si nosotros aprovechamos o no, esta gracia tan inmensa como lo hicieron el señor Obispo y la madre Teresa.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese