Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El guayabo

El 25 de abril la prensa internacional informó que un anestesiólogo de Las Vegas, Estados Unidos, había encontrado la cura para la resaca alcohólica.

El galeno dijo que observó que cuando sus pacientes estaban en la sala de recuperación, tenían los mismos síntomas de las personas con guayabo: dolores musculares, cefalea, náuseas, mareos y malestar general y dedujo que los mismos fármacos que servían para estos pacientes, podrían ser útiles para  tratar la resaca. La terapia consiste en hidratación, drogas para el vomito, vitaminas y antiinflamatorios, la cual es aplicada en un autobús que tiene monitores de signos vitales y que va por la ciudad a poca velocidad.

Si esta terapia funciona se habrá encontrado una cura para el guayabo, un colombianismo, que define el estado de malestar físico después de beber bebidas alcohólicas, el cual es un término que según el Lexicón de Mario Alario, tiene su origen en que en Antioquia los campesinos, cuando una gallina amanecía triste y se quedaba en su árbol predilecto, que era de guayaba, y no bajaba para reunirse con las demás, decían que estaba “enguayabada”. Por analogía el término se trasladó a lo que sucede al día siguiente de una borrachera.

En efecto el guayabo es una muerte chiquita que se caracteriza por sed, cefalea, nauseas y/o vómitos, marcha tambaleante, taquicardia, excitación nerviosa, dolores musculares, depresión y otros más. Todo lo cual es explicado porque el alcohol interfiere la producción de una hormona que impide excretar mucha orina, por lo que en medio de los tragos la gente orina mucho, con las resultas de que al día siguiente, la persona está deshidratada, pero además de esto el hígado, en los procesos para deshacerse del alcohol, produce como daño colateral algunas sustancias tóxicas que producen dolores musculares, atolondramiento, debilidad, depresión, azúcar baja y un largo etcétera de síntomas que hacen que el enguayabado se sienta al borde la tumba.

El guayabo es también, según los “mundólogos” cartageneros, un estado de enorme peligrosidad por aquello de que el enguayabado todo lo  tropieza, pero también de exaltación de la libido. A propósito de esto último, antes de que inventaran el Viagra, un personaje cartagenero tenía la costumbre de tomar trago el día antes de tener una aventurilla, es decir preconstituía un guayabo para que su “planta baja” no lo traicionara en el momento supremo. En mi concepto, sólo hay dos formas de evitar un guayabo atroz: una es no tomar licor; la otra es más “carnestoléndica”, tomar diario o mejor diaria y “nochemente”, como dijo el Buchón Guerrero.

En una ocasión, un industrial cartagenero, quien era miembro prominente de la “Cofradía del vidrio”, que se tomaba el primer “Lamparazo” a las 9:00 AM, le dijo a un amigo: Oye Migue, a mí no me da guayabo, y su interlocutor le replicó: deja de tomar un día para que lo sientas.

En fin, estas terapias, como la del médico de Las Vegas, atenúan la resaca, pero no la curan, esta sólo desaparece con el paso de los días. Claro, hay una variedad de resaca, el “Guayabo Moral”, que es ocasionado por las embarradas que se comenten en medio de la borrachera, que no se atenúa nunca.



*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.



menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese