Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El incierto amor

Las buenas historias de amor están hechas de pocas palabras, de imágenes fieles y casi siempre únicas.

Parecería que el amor guarda su torrente para cuando los seres que lo viven, o creen vivirlo, se ven, por lo regular de repente, sumergidos en el vacío de no estar más juntos. Certidumbre que por cierto demora en aceptarse. Se espera una nueva soldadura que restañe las rupturas. Es un ansia veraz.

Me pregunto si el amor es asunto de niños, jóvenes, viejos. O si esa aventura sin rutas pone en los objetos o sujetos amorosos una edad distinta a las reconocibles.

Con ideas así quería encontrar una expresión a las diversas turbulencias que enrarecían la comprensión de la historia que mi amigo O. empezaba a relatarme con tono de urgencia sin destino.

Sirve añadir que con O. tenía una amistad de años y no requiere énfasis para su permanencia. Durante la estación escolar fuimos mancornas y puño. Era  lasallista y se portaba como los grandes. Su condición de excelencia, las camisas con almidón exacto, la raya de los pantalones, nunca bluejean, las palabras justas, le ganaron el respeto. Lo vi sin su armadura la noche de sábado en que corría fugado de la casa, con su padre detrás, y saltaba la verja de la quinta de su enamorada de entonces y subiéndose a pulso por los barrotes de los ventanales enteros de la terraza gritaba la pasión de enamorado para asombro y susto del papá de la niña. 

El noviembre de adiós al colegio y a tantas querencias que no sabíamos, nos reunimos en una de las casas republicanas, de patios, terrazas y antejardines generosos, del Bocagrande con arena amontonada en las aceras, casas de corredores rodeados de anjeo y el aroma de los buques mansos de guerra fondeados. El dueño nos acomodó bajo unas palmeras y entregado a los padecimientos de su indefinición, advirtió que ofrecía el consumo y se dedicó a hacernos oír cuantos boleros tenía con dedicatorias tácitas. A pesar de la inminencia de la despedida, O. y yo estábamos convencidos de que lo único que hace falta a la vida es una pasión duradera. Y si es pasión de enamorados, qué más.

Ahora viene hacia mí, en medio de la luz de hielo caliente, y conserva la compostura que le conocí. También su hábito de ir al grano, evitar los rodeos. Me pregunta que cómo lo veo y enseguida, también, si recuerdo a C. Ella surge de días innúmeros, años largos y la veo flotar entre O. y yo. Sus ojos grandes como espantados de tanto ver y el rubio cobrizo de sus gajos igual a serpentinas. Agrega, disimulando sin éxito, la consternación, el estar desolado: me dejó.

Nos refugiamos del desamparo interior y de la luz de acetileno que a O. parece no afectarlo. Quiere calcinarse. Me confía las escasas conjeturas que le quedan al abandonado. Náufrago de amor. Cómo acompañarlo, me preguntó. Una mujer dice que se va y no deja huellas. La cantidad de relicarios del afecto después de ¿treinta años? El poder del amor paralelo o mejor alterno que funda zonas propias y enriquece todo. Nunca desmedra. Difícil comprensión. O. está en el puerto. Espera: todo empieza.



*Escritor



rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese