Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El necio dice que Dios no existe

He recibido un artículo del Padre Alfonso Llano, de Cenalbe, intitulado “Ateos, no tan ateos” y que me estimula a recordar una de mis columnas antiguas, pero, vigente en el tiempo.



“Amar la verdad no quiere decir servirse de ella, sino servirla; buscarla por sí misma, no doblegarla a las propias utilidades y conveniencias... Solamente la libertad que se somete a verdad conduce a las personas humanas a su verdadero bien. El bien de las personas es “ser en la Verdad y hacer la Verdad” Juan Pablo II.

Con la anterior y sabia aseveración, teniendo frente a mí el Salmo 13 del Rey David y después de haber escuchado con asombro el relato de un alumno que se encuentra impresionado con la afirmación de un profesor, egresado de una Universidad de Sacerdotes Católicos, que dice con osadía que es ateo y no queriendo con el silencio hacerle eco, me atrevo a decir que es necio, completamente estúpido el que dice que Dios no existe. Es sorprendente que Picasso, un genio impresionante, dijera que Dios no existe, pero, no sólo Él, sino que llama la atención que muchos escritores, artistas de cine y de teatro etc., son todos ateos, de izquierda. Hay gente muy inteligente en este mundo, pero, también hay muchos necios.

Antes vivíamos en una sociedad Cristiana o digo mejor, la cultura era Cristiana, el arte era Cristiano y como ejemplo, podemos citar a Lope de Vega, a Cervantes, pero, hoy vemos con horror que todo es anti-cristiano, antirreligioso, no sé por qué existe tanto odio por Jesucristo.

A mí no me impresionó cuando supe quien era el profesor protagonista del relato, porque, sé que es un necio, que se cree dios y que tiene como coraza la soberbia, la prepotencia, pero, que no ha podido superar con ellas su necedad.

¿Sabe Ud., cual es la diferencia entre el prepotente y soberbio y el necio? es que los primeros aceptan que Dios existe, pero, no lo tienen en cuenta en sus planes y son los que dicen que los llevan a cabo quiera o no quiera Dios, el necio por lo contrario no cree en Dios y se cree un dios.

Ahora bien, no nos convertiremos en catequistas ni en predicadores, pero, tolerando y no aceptando a los que quieren imponer “su razón”, responderemos cuando podamos con argumentos que defiendan nuestra razón sin pasión.

Si Ud. es de los que no está de acuerdo conmigo lo invito a encontrar a Dios en las flores, en las hormigas, en los pajaritos, en las estrellas, en las nubes, en el agua, en todo lo que se mueva, en lo que tenga vida, sea animal o vegetal, allí está Dios.

También Ud. me dirá la trillada pregunta ¿y si Dios está en todas partes, por qué no evita los terremotos y las guerras? Y la respuesta es fácil. Allí también está Dios. Cuando nacemos encontramos el paquete completo, con dicha y tristeza, con lo bueno y con lo malo, con la vida y con la muerte, con lo ancho y lo angosto, lo que pasa, querido amigo, es que nos enseñan y nos condicionan para la dicha, para la felicidad, pero, jamás para el sufrimiento, para la desgracia, para la muerte. Olvidamos que nacemos libres.

El terremoto es un accidente imprevisto de la naturaleza, pero, el ganarte la lotería también lo es y sin embargo reaccionas en forma diferente ante el uno y el otro ¿cuántas loterías han conducido a la muerte a más de uno? Y las guerras son fruto de la libertad del hombre y no de un condicionamiento de Dios.

Por lo anterior, repitamos con David “Dice el necio en su corazón, no hay Dios, se han corrompido, hacen obras abominables; no hay quien haga el bien.”



*Dermatólogo



a_gomezagamez@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Estamos en una era de afanes

Estamos en una era de afanes donde la gente busca ídolos de carne y hueso. Ahora es más "in" seguir a un cantante surgido, por ejemplo, de "Yo me llamo", sin mayores pergaminos, que seguir a Jesús. Además, a los que tratamos de seguir la ley de Dios se nos llama retrógrados.