Indicadores económicos
2017-10-21

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-21

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 21:51

Marea max.: 21 cms.

Hora: 12:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El piso es uno

Hace unos años se propuso sin éxito, dividir la moneda colombiana por mil. El argumento utilizado –evitar tantos números en las contabilidades- no tenía el peso suficiente para imponerse, aunque la verdad (como siempre, oculta) era la de aproximar el valor del peso al del dólar.

Aunque no se pudo hacer de manera artificial, el dólar ha seguido esa tendencia acercándose poco a poco al peso, afectando negativamente la economía colombiana, especialmente en lo relacionado con los costos laborales y la competitividad nacional.

Como en todo mercado los precios caen cuando el activo abunda, y los doblares siguen llegando, entre otras, porque la misma reevaluación los atrae. El emisor tratando de frenar la tendencia, compra para encarecerlo, pero el dólar sigue cayendo, y me temo que el piso será uno.

Según esta percepción, solo habría dos escenarios posibles. El primero, el actual: intervenir el mercado de divisas para escasearla, y aumentar su valor, mientras el gobierno recoge liquidez con títulos TES para controlar la inflación; se financia en moneda local para evitar traer mas, y paga deuda externa con los ingresos en dólares provenientes de la venta de activos nacionales.

Y el segundo, dividir la nominación del peso colombiano por mil para acelerar, aunque parezca paradójico, la caída de la divisa, confiando en que el piso será uno, con lo cual se reducen también nominalmente, los costos de la economía, salarios y pensiones.

Seguir en la estrategia actual, ocasionará que con la caída del dólar se valoricen excesivamente los costos laborales y que nuestros productos de exportación pierdan competitividad en los mercados internacionales, lo cual es una barrera a la inversión extranjera: así ¿para que TLC? Dividir la moneda podría evitarlo.

Para entenderlo mejor, imaginemos que se llega a la paridad (un peso igual a un dólar: o se aproxima) sin dividir la moneda. El salario mínimo sería de 438 mil dólares al mes (mas de novecientos millones de pesos de los de hoy). Para una economía cerrada no habría ningún problema, pues todos los ingresos se afectarían de igual manera, pero ¿qué inversionista extranjero –o empresa exportadora- podría pagar semejantes salarios?

Por el otro lado si se aproxima dividiendo la moneda por mil, el salario mínimo, siguiendo el mismo ejemplo, sería solo de 438 dólares mensuales (novecientos mil pesos de hoy) un salario competitivo a nivel internacional, y con un buen poder adquisitivo para adquirir bienes de capital tan necesarios para el desarrollo económico del país.

Alguien podría argumentar, ¿y si el piso no es uno, sino que la moneda se sigue reevaluando a la misma rata de hoy? Nuestra respuesta es que no pasaría nada diferente de lo que ya está sucediendo; aunque la barrera psicológica es tan fuerte –y esto es solo una hipótesis- que el peso colombiano difícilmente estará por encima del dólar.

De todos modos el daño de que llegue a uno, sin haber dividido la moneda –como se plasmó en el ejemplo- sería enorme, y los salarios no pueden reducirse por mandato constitucional, aunque la reevaluación haya amentado su poder adquisitivo en los mercados internacionales.

Entonces si hace unos años se pretendió dividir la moneda por mil, y no se pudo, este es el momento de hacerlo.

* Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Estimado Ing. Electronico, no

Estimado Ing. Electronico, no entiendo el galimatias presentado asi:"...imaginemos que se llega a la paridad (un peso igual a un dólar: o se aproxima) sin dividir la moneda."...si se llega a la paridad, necesariamente un dolar sera igual a un peso, porque el dolar es la divisa base, la reevaluacion del peso lo que hace es aproximar la paridad, sin division...

Creo que el autor quiso

Creo que el autor quiso llegar a mas publico. Por ejemplo yo no hubiera entendido el termino "paridad"