Indicadores económicos
2017-03-26

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:01

Marea max.: 10 cms.

Hora: 09:36

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El próximo alcalde

A sólo 5 meses de las elecciones para nuevo alcalde, los cartageneros no parecen tener mayor entusiasmo ni norte seguro.

Se habla de muchos candidatos, pero no sabemos todavía qué programas defienden. Es decir, qué propuestas serias y creíbles construyeron para los problemas inmensos y complejos de Cartagena. A fin de cuentas, elegiremos a quien tendrá bajo su responsabilidad el destino de la ciudad en los próximos cuatro años. Y de él o de ella –de esa persona, de nadie más- dependerá en gran medida que la miseria, la corrupción, la inseguridad, el desgreño administrativo, la falta de planeación y otros males de vieja data se fortalezcan o, por el contrario, se trabaje en superarlos.

Sobra insistir en una verdad de a puño: el desprestigio de la política es tan profundo que una capa espesa de desconfianza envuelve a todas las candidaturas, no importa su origen. El ciudadano común y corriente no cree en nada ni en nadie. Y expresa su desengaño de la democracia, su amargura incrédula, con grandes dosis de cinismo: en los barrios de Cartagena, excepto una minoría de ciudadanos, la masa piensa que las elecciones se resuelven con dinero, y que hay que apuntarse a los poderosos que manejan la plata.

Ahora bien, también es sabido que en momentos como estos, de profunda crisis de credibilidad, se crean las condiciones para que, sin que sepamos muy bien cómo ni por qué, surjan los líderes-caudillos en quienes el pueblo vuelve a depositar toda su confianza. Es como si cansados de la podredumbre y vaciedad de la política tradicional, la gente misma fabricara una alternativa. Y esa alternativa puede significar un cambio profundo en el más positivo de los sentidos, o bien puede ser el descenso al último de los infiernos.

¿Habremos llegado a ese momento? No lo sabemos todavía. Pero a juzgar por el frenesí que acompañó la inscripción de las cédulas, el número abultado de inscripciones, que, si no estoy mal, sobrepasó las cien mil, y a los rumores crecientes de que detrás de tamaña movilización estaban los poderes ocultos de los caciques políticos y sus mochilas cargadas de dinero; digo, a juzgar por tales indicios, vamos para una elección en la que “el poderoso caballero, don dinero”, jugará parte clave, como en pasadas ocasiones.

¿Habrá forma de evitarlo? Por supuesto que sí. Pero dependerá de las autoridades que conocen demasiado bien la reincidencia en las prácticas perversas en las elecciones de Cartagena. Nadie puede alegar ignorancia. Puesto que es de la sabiduría popular el hecho de la compra y venta de tenientes políticos en los barrios de la ciudad, y, con ellos, de los votos de cartageneros pobres.

Hay mucho en juego en estas elecciones. Varios de los macro proyectos que definirán la suerte de Cartagena se deberán ejecutar en la administración que entrará a gobernar en enero de 2012. Y esto significará el manejo de cuantiosos recursos. Un buen alcalde podría con autoridad y energía, pero sobre todo con absoluta y creíble honradez, cambiar el destino de los cartageneros para siempre.

¿Estaremos en ese momento? Me da la impresión de que nadie o casi nadie lo cree. Al contrario, la generalidad de los ciudadanos teme que se impondrá de nuevo la lógica del dinero y de la mala política. Ojalá y podamos evitarlo.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese