Indicadores económicos
2017-07-27

Dólar (TRM)
$3.026,22
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.523,73
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,59
Petróleo
US$48,75

Estado del tiempo
2017-07-27

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 09:27

Marea max.: 12 cms.

Hora: 02:06

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-07-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4 -
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El retorno de la pesadilla

Esta semana hubo tres ataques de los grupos guerrilleros en diferentes partes del país, con más de 15 muertos entre soldados y policías.

Hace un mes un atentado terrorista destruyó 80 viviendas en Timbío, Cauca. Estos  hechos parecen ser un signo premonitorio de que regresamos a pasos agigantados a la pesadilla de 2002, cuando los habitantes del país, debido al terror, nos dividíamos en cuatro categorías: los secuestrados, los aterrados, los  exiliados y los enclaustrados. Ese año, según el investigador Gerson Pérez, citado en una nota reciente de autoría de Alfredo García, publicada por El Universal, hubo 1.600 acciones terroristas, 2.500 extorsiones, 29.000 homicidios y 2.000 secuestros. Esas estadísticas macabras son una radiografía cruda de lo que era el tamaño de la pesadilla que padecimos hace 10 años. Si retorna, incordiará la vida a los colombianos otra vez, si es que no hay un giro en la lucha contra los grupos irregulares o hay un proceso de paz. En la Colombia de 2002 la gente vivía a toda hora con una sensación terrorífica de dolor y llanto la cual, parafraseando a Jorge Zalamea, hacía que los colombianos estuvieran doblegados  bajo la lluvia de su propia sangre y con el guijarro de un porqué en la garganta.

En gran parte de Colombia, los grupos irregulares (de izquierda y de derecha) eran los amos y señores, en muchas poblaciones había terror al salir a la calle pues no se sabía dónde estallaría una bomba. Este ambiente de “Sálvese quien pueda” produjo un enorme éxodo que dividió para siempre a una muchedumbre de familias.

La situación era tan tétrica que Colombia se había convertido en un conjunto de localidades aisladas, con múltiples regiones subyugadas por los señores de la guerra, una especie de “condotieros” modernos, que aterraban a la gente de sus dominios. El Estado era tan débil que estaba a punto de ser clasificado como “Estado fallido”, aquel en donde hay implosión de las estructuras de autoridad, en donde el Estado está sólo en algunas áreas limitadas y en el cual en la mayoría de regiones no se puede garantizar la seguridad de la población. Lo más grave de esta crisis fue que la andadura de la máquina del terror hizo que las personas que vivían en las regiones dominadas por las bandas de irregulares, se convirtieran en rehenes electorales de ellos. Esta situación mejoró mucho en los últimos 8 años, al punto que la revista Time le dedicó la portada de una edición a Santos, con el título “The Colombian Comeback”, en cuyo texto dice que nuestro país había regresado de la época de horror en que era un Estado Fallido y en estos momentos era una nación organizada.

No obstante, y no es por aguar la fiesta, si las noticias recientes, que nos muestran un resurgimiento de los ataques de la insurgencia y de las Bacrim, se vuelven reiterativas, el país tendrá que escoger entre iniciar otra vez un proceso de paz (la llave de la paz la tiene Santos según sus propias palabras) o fortalecer e incrementar las fuerzas armadas. En mi concepto, lo único que no aguantaría Colombia sería regresar a la pesadilla del 2002.



*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.



menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese