Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El tormento del ruido

Según El Universal del 5 de enero, 300 residentes de la Zona Norte de Cartagena estaban furiosos por el estruendo producido por una fiesta con música electrónica que se desarrolló en la playa el 2 y 3 de enero, en la cual la figura central fue Ferry Corsten un Dj europeo.

Según la crónica, la gente estuvo trastornada por la agresión acústica que provenía de los altoparlantes. El evento duró más de 36 horas durante las cuales muchos vecinos de varios edificios aledaños, no pudieron dormir. En la misma edición se dice que varias personas que viven en las calles 8 y 9 con carrera 3 del barrio Bocagrande, están sometidas al tormento de un estruendoso ruido de una discoteca que presta servicio toda la noche y cierra a las 7 a.m.

El día 21 de diciembre, en el Campito de Bocagrande, con el pretexto de ayudar a los damnificados del invierno, hubo un “festival” cuya bulla fue enorme, al punto de que muchos vecinos se fueron de sus casas despavoridos a esperar que se acabaran los desmanes de unos animadores que presentaban música vallenata a todo volumen, sin percatarse de que a 50 metros del campito quedan dos clínicas, cuyos pacientes generalmente cursan postoperatorios complicados o están en cuidados intensivos por enfermedades graves.

En los tres casos comentados los vecinos llamaron a la Policía Nacional y en todos los casos los agresores acústicos mostraron permisos de una dependencia de la Alcaldía. En los dos primeros casos los permisos supuestamente eran falsos según se desprende de la declaración que dio Sindis Meza, secretaria del Interior del Distrito.

En el evento del Campito, este curiosamente tenía la bendición de la Alcaldía. Me da la impresión de que los funcionarios que dieron la autorización no tuvieron en cuenta que en los alrededores del Campito existen dos clínicas.

Estos tres ejemplos muestran cómo el ruido se está convirtiendo en Cartagena en un problema ambiental que se deriva posiblemente de que la industria del audio promociona altos niveles de sonido, por lo que no es raro encontrar espectáculos en donde se alcanzan cotas de 90 a 100 decibeles, cuando en un sector residencial no se deben sobrepasar niveles de 65. Otros agentes productores de ruido son los perifoneadores de mercancías, los buses y los choferes que abusan de los pitos.

Es urgente que las autoridades ambientales le presten atención al problema de la polución por decibeles altos, ya que este es uno de los daños más grandes que se le hace a la sociedad, no sólo porque evita el descanso de la gente en la noche o en el día, sino porque varios estudios revelan la relación que existe entre exceso de ruido y muchas patologías auditivas y cardiovasculares, además de que produce insomnio y ansiedad.

Pero, aparte del aspecto médico, estudios recientes han demostrado que la música estruendosa fomenta el aislacionismo y mata la comunicación. La prueba es que la gente que baila la música electrónica, lo hace sin relacionarse con su pareja, ya que el bullicio no los deja interactuar. Los funcionarios del EPA deberían hacer brigadas por los barrios, con el acompañamiento de la Policía y con sonómetros, para documentar la evidencia de la polución sonora, para así sancionar a los bárbaros que degradan el ambiente con sus ruidos infernales.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese