Indicadores económicos
2017-04-30

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-05-01

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 13:00

Marea max.: 18 cms.

Hora: 03:32

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

En busca de una solución

No hay problema sin solución. El de la droga es universal pero para Colombia es el más grave de todos porque, además de los males que directamente genera en quienes la consumen, la droga es la principal fuente de financiación de la guerrilla y las bacrim, por tanto, causa de muertes, secuestros, sobornos, extorsiones y toda suerte de delitos que corrompen las estructuras del Estado y destruyen el tejido social.

La droga y la guerrilla son el equivalente moderno de las plagas de Egipto. ¡Cuántos soldados muertos, cuántos mutilados, cuántos secuestrados, cuántas mujeres, niños y ancianos vilmente atropellados, cuántas personas honorables víctimas de este infernal instrumento, cuántas familias sumidas en la desesperación!

¡Cuántos millones destinados cada año a combatir la guerrilla y los cultivos ilícitos, cuantas hectáreas de bosques asolados!

La droga, por tanto, es la mayor responsable de los altos índices de pobreza, de la falta de infraestructura, de la corrupción en todos los niveles. Pero la causa eficiente de la maldición de la droga es la diferencia de precio por el cual la consigue el traficante, casi irrisorio, y el valor extraordinariamente alto por el cual la vende en los países industrializados que son los mayores consumidores. Y esto a su vez es consecuencia de la prohibición de su comercio.

Estos precios elevadísimos son en parte determinantes del estatus que le dan a su consumo en las altas esferas sociales internacionales donde a veces se presenta en bandeja de plata en las fiestas sociales como índice de opulencia.

Colombia lleva muchos años haciéndole el juego a los traficantes a los países más desarrollados en este juego infernal que, mientras crea fortunas faraónicas en algunos desalmados cuya codicia no la detiene ni la cárcel en Colombia ni la extradición ni la muerte violenta fruto de las guerras internas entre las diferentes mafias, lleva la destrucción y el fracaso a la juventud del mundo entero.

En Londres, con la prudencia y firmeza que le es característica, Santos  se hizo eco del clamor de la gente sensata para que se modifique esta situación y planteó la necesidad de acordar un cambio de estrategia para solucionar el problema. Sería maravilloso que se consiguiera el consenso universal para una salida aceptable, pero hay demasiados intereses bastardos que luchan por mantener el status quo: los vendedores de armas, los proveedores de insumos químicos para procesarla y los mayores capos internacionales que utilizan como peones a los capos nacionales, y a quienes conocen.

Yo percibo la solución del problema en forma escalonada. La primera reflexión parecería sencilla: que Colombia, en lugar de destruir la coca que se confisca, la entregue a laboratorios del más alto nivel para que la trabajen en busca de un nuevo producto que reduzca los efectos destructivos de la droga y, en lo posible, elimine la adicción que provoca en sus usuarios.

Si resultare viable (y quién puede asegurar que no lo es) una parte del problema empezaría a estar resuelto.

A veces incluso los problemas más intrincados pueden aclararse con el sentido común.

La fórmula aquí propuesta es sencilla. No tiene costos pues anualmente las autoridades confiscan e incineran centenares de toneladas de coca. No requiere consensos internacionales y, de resultar exitosa, podría incluso ser una fuente importante de divisas para Colombia.



albertoaraujomerlano@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese