Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, alumbra nuestra mente, fortalece nuestra voluntad, purifica nuestros corazones y guía nuestras acciones para que amemos de verdad y podamos construir una sociedad fundamentada en el bien, la justicia, la paz y el amor. “Envía tu Espíritu Señor y renueva la faz de la tierra”*.

Hoy celebramos al Espíritu Santo de Dios en los verdaderos creyentes, en la Iglesia, en las familias y en las comunidades abiertas a sus dones. Es una fiesta alegre, de regocijo, entusiasmo y solidaridad, que nos invita a ser testigos y misioneros del amor de Dios en el mundo.

El Espíritu Santo nos consuela, guía, acompaña, protege, revitaliza, da fortaleza, fecundidad y sobre todo mucho amor, llenando el alma de gozo, paciencia, sobriedad, dominio propio y deseo de santidad, iluminándonos sobre la voluntad de Dios a diario, enfocando nuestra vida terrena hacia el bien, como anticipo de la vida eterna.

Lo encontramos en la oración, en la Santa Biblia y demás libros sagrados, en la Santa Misa, sacramentos, obras a favor de los demás y en el testimonio de personas que viven a su servicio, en espíritu y en verdad. Jesús  prometió que su Espíritu nos ayudaría a comprender las verdades reveladas a través de su vida, palabras y obras, como camino de conversión hacia la plenitud y felicidad.

En los ambientes o personas en los que predomina la violencia, desunión, deshonestidad, injusticia, antivalores o la falta de amor, se bloquea el Espíritu Santo. Pero quien se abre a Él, se arrepiente de sus  pecados y busca enmendar sus errores, fortalecerá sus virtudes, recobrará la paz propia y con los demás, trabajará por generar bien, justicia, unión, integridad, paz y prosperidad, amando a Dios por encima de todo y a los demás como a sí mismo.

El Espíritu Santo es quien dirige nuestra historia,  tiene poder supremo sobre cualquier realidad, todo lo regenera, vivifica, sana y hace fructificar. Transforma el temor en seguridad, la cobardía en coraje, la tristeza en alegría, la preocupación en confianza, el egoísmo en amor. Trabaja desde el corazón humano, haciendo que comprendamos los principios eternos y animándonos a vivir de acuerdo a ellos. Nos integra en comunidades, guiadas por el bien común, en la que cada uno, con el corazón rebosante de amor, cumple una misión importante y complementaria.

El ser humano, desde su libertad, se abre a la gracia clamando al Espíritu Santo para que habite en su alma y restablezca la unidad interior a través del perdón y el amor incondicional. Jesucristo facultó a sus discípulos a  conceder el perdón de los pecados en nombre de Dios, obra que se continúa en la Iglesia, en todos los bautizados y se actualiza en todos los sacramentos. Dijo Jesús: “Paz a vosotros…como el Padre me ha enviado, así también los envío yo...Exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos”.

En unión con la Virgen María, San José, los santos de todos los tiempos y los fieles de nuestra Iglesia, clamamos al Espíritu Santo para que venga a nuestros corazones y nos llene de valentía, rectitud, eficacia y amor.

Hch 2, 1-11; Sal 104; 1 Co 12, 3b-7. 12-13; Jn20, 19-23.

*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.

judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Doctora Judith: Sus

Doctora Judith: Sus comentarios son un balsamo en estos tiempos. Hoy he seguido con algun detenimiento su escrito y me han quedado algunos interrogantes. 1- Dios es UNO y su nombre es Jesus. 2- Sobre ese Nombre gira el Plan de Salvacion de Dios. 3- La recepcion del Espiritu Santo se da despues del reconocimiento de Jesus como Salvador y de ser Bautizados en su nombre. Es un Plan de Dios para quien le acepte. Hechos 4:12, en Jesus solo hay perdon de pecados y no los Apostoles quienes lo pueden hacer, porque invoca a Maria, Jose y Apostoles para que venga a las vidas el Espiritu Santo, si ellos tambien lo necesitaron?

Muy buen intento el suyo

Muy buen intento el suyo doctora Judtih en tratar que aquellos que viven alejados de Dios se reivindiquen. Pero es que los alejados de Dios ni siquiera leerán su comentario, porque tienen el corazón negro, son materialistas y solo lo que le importa es el dinero, la forma facil de obtenerlo no importando los medios. Por eso no leerán su artículo porque Dios para ellos no existe, se mofarán y seguiran su destino. Los que creemos esperamos pacientes sus designios sin involucrarnos en todo aquello que Dios ha prohibido.

Hasta el padre más paciente a

Hasta el padre más paciente a veces no puede con el hijo, lo deja que siga, él hizo todo lo que debía, entonces el Espiritu Santo tambien se cansa, tambien se cansa Dios y todos los Santos. Yo le pido a Dios que si existe una lacra en mi familia, trataré de enfilarlo por el camino del bien, pero en caso que no pueda, le pido que no me haga igual a él, sino tiene corazón que guarde el mio, si es delincuente que a mi no convierta, espero que Dios no se canse de escuchar mis súplicas porque CREO. Amen.