Indicadores económicos
2017-05-30

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:53

Marea max.: 19 cms.

Hora: 03:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

¿Euforia por el TLC?

Después de leer y de escuchar importantes  intervenciones del presidente de la Federación de Ganaderos, José Félix Lafaurie, sobre el Tratado de Libre Comercio firmado con Estados Unidos de Norteamérica, uno no puede participar de la euforia del Ministro de Comercio Exterior, Sergio Díaz-Granados, para quien el TLC es la panacea. 

No, señor Ministro. El TLC, para millares de medianos y pequeños ganaderos y para los  avicultores, significará  un desastre, no solamente la competencia gringa los arruinará con los productos subsidiados que ingresarán a Colombia, sino porque también, en nuestra opinión, se agudizarán los problemas de seguridad del sector rural donde operan los grupos al margen de la ley. Estos, seguramente,  aprovecharán la coyuntura del descontento  para fomentar la siembra de la yerba mala en tierras destinadas a actividades lícitas, y para reclutar, de contera, a trabajadores campesinos que perderán su empleo por efectos del mencionado Tratado. ¡Vaya perspectiva fatal!  

Si ese fenómeno era previsible, el Estado colombiano ha debido adoptar políticas oportunas para buscar soluciones sustitutivas a  esa inmensa masa de propietarios minifundistas, a quienes el TLC perjudicaría. No se hizo;  como tampoco, durante diez años de cantaleta sobre el TLC, el Estado mejoró  la  infraestructura vial del país, sin la cual, señores del Gobierno y  señores legisladores, las cosas no  pueden salir bien.

Y, como las desgracias no vienen solas, las esperanzas que se generaron alrededor de la ley de restitución de tierras, también se desplomarán. Porque no se trata solo de entregar títulos a los desplazados o a las víctimas de  todas las violencias que ha tenido Colombia-,  sino de poner a los beneficiarios de la ley en condiciones de hacer producir, de manera provechosa, la tierra que se les entrega. Y ¿qué  podrán sembrar estos propietarios rurales, que les permita competir con los productos  agropecuarios que exportará  EE.UU. a nuestro país? 

Me sitúo en nuestra región Caribe; en el territorio rural de los departamentos que la integran. Consulto el mapa vial. No puede ser más desconcertante constatar que en materia de vías secundarias y terciarias, el  panorama es desolador. Y ante esta realidad, aún  si  se  encontraran, eventualmente, actividades sustitutivas a la de la ganadería o a la avicultura ¿cómo podrían sacar los propietarios campesinos sus productos -y a qué costos-  para llevarlos a los  mercados de consumo,  o  a puertos de exportación? No tengo respuesta alentadora alguna.

En reciente columna de El Tiempo, el ex ministro Jorge Iván Zuluaga presentó un cuadro aterrador sobre la desigualdad regional, en desarrollo; situación deplorable que en lugar de disminuir crecerá, precisamente por las consecuencias que traerá el TLC para la economía rural.

La inseguridad –ya lo expresamos, se disparará en el campo colombiano. Lejos está, entonces, el TLC de ser la  panacea. Puede ocurrir, contrariamente, que haya motivos de arrepentimiento por haberlo suscrito

PD. ¿El bajonazo de opinión del presidente Santos, no tendrá algo que ver con la percepción de muchos de sus gobernados sobre el TLC? Me atengo a su respuesta, amable lector.



*Ex congresista, ex ministro, ex embajador.



edmundolopezg@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Los TLC'c (no el), traeran

Los TLC'c (no el), traeran consecuencias insospechadas; dentro de las negativas está una nueva movilizacion de gentes del campo a la ciudad, porke el abastecimiento de estas -por efectos de la ley de mercados- ya no dependerá mucho de los campos, si no de los puertos; es decir aumentará la velocidad del proceso urbanizatorio y mas aun en las ciudades-puerto.

Colombianos, otras de las

Colombianos, otras de las cosas tristes de este TLC con los gringos ha sido también la reducción en la producción nacional de televisión que paso los fines de semana de un 50% nacional y 50% internacional, hacia 30% nacional y 70% internacional, dándole una estocada mortal a todo el gremio de artistas. Articulo 21 de la LEY 1520 del 13abr2012.
http://wsp.presidencia.gov.co/Normativa/Leyes/Documents/ley152013042012.pdf

El TLC es un proceso muy

El TLC es un proceso muy lento a medida que los araceles de los productos van bajando gradualmente asi sera el precio al consumidor,habran productos baratos desde el comienso y otros caros por el efecto del aracel aduanero.De todos modos el consumidor decide si los compra o no y asi sera la competencia del los productos colombianos y grngos