Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Evocación, ratificación y proeza

Uno: le decíamos don Emiro. Lo admirábamos porque nunca mostró disgusto por ser hombre de campo, que él reafirmaba con su atuendo de abarcas y sombrero vueltiao.

Además porque se convertía en confidente de sus sobrinos y siempre encontraba la clave para resolver cualquier dificultad, a pesar de su poca ilustración. Nos atendía después del mediodía, dentro de una hamaca que colgaba en el último cuarto de su casa. A esa hora había finalizado su jornada, que se iniciaba desde las cuatro de la mañana cuando acudía a la plaza de mercado para adquirir los víveres que requerían sus parientes y los trabajadores a su servicio.

Luego partía para su finca de Las Chichas, que adquirió con los ahorros como operario de Ecopetrol y que, años después, agrandó cuando recibió la herencia de su padre. Siempre sostuvo que al hombre con vocación de trabajo se le identificaba por la hora en que despertaba y que la probidad era la posibilidad más segura para merecer la honorabilidad. Nunca dejó de aplicar su máxima de vida, ni siquiera en los momentos de crisis. Prefirió sacrificar su patrimonio a defraudar a un socio. Por eso le confiamos el manejo de negocios, sin importar su cuantía o su duración.

Pero la edad le pasó la cuenta. Hace unos días, mientras caminaba dentro de su casa, perdió el equilibrio y cayó. Aunque lo operaron y pareció recuperarse, nos intranquilizó la posibilidad de no poder consultarlo o tenerlo como socio. Y la sentencia popular se volvió a cumplir. El domingo falleció el tío Emiro, a quien sus sobrinos le conferimos la distinción de don.

Dos: así como insistí en alertar sobre la inconformidad e incomodidades que suscitó entre nosotros el desorden mientras ejecutaban la reconstrucción de las calles y andenes del Centro, reconozco que durante esta semana la Policía montó operativos para evitar que las motocicletas transitaran por los alrededores del parque y que los vendedores ambulantes instalaran sus tenderetes, renovándose el aspecto del sector y permitiéndole a los transeúntes caminar con confianza, de modo que se están cumpliendo los controles que anunció el alcalde, de cuya existencia supe por la edición de El Meridiano, que se publicó el domingo 11 de diciembre.

La adopción de las medidas deja sin respaldo la afirmación del alcalde el lunes en una radiodifusora local, en la que sostuvo que yo desinformaba a la comunidad por señalar que el caos que imperaba impedía hablar de cambios, porque la realidad era que la proliferación de ventas en la calle afeaba el sector y el cruce de motocicletas generaba riesgos, sin que nadie remediara la situación. Como están las cosas, se comienza a percibir la estética que queríamos ver. Ojala que la preocupación de los últimos días se perpetúe, convirtiéndose en política pública, aplicable no sólo en navidad.

Tres: por cuenta del deporte, los costeños tenemos un motivo de gozo: el Junior se repuso del 3 a 0 que recibió en Bogotá y volverá a disputar una final. Aunque no tiene luminarias, su triunfo ratifica que revertir la adversidad es digno de encomio. Jugadores e hinchas asumieron que cuando se procura, el éxito se alcanza. La proeza del Junior debería servir de ejemplo para promover el cambio entre nosotros.



*Abogado y profesor universitario



noelatierra@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese