Indicadores económicos
2017-04-23

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Fiesta y fritanga en Cartagena

La fiesta del sueño era en una hermosa finca, no me habían invitado, pero extrañamente, yo estaba ahí en medio de la élite de la dirigencia de Cartagena, donde sobresalían políticos, empresarios, contratistas y hasta publicistas venezolanos.

Había de todo: música, baile, dominó, whisky, carne de toros de lidia y por supuesto, fritanga; pero a diferencia de la fiesta del capo, en esta no había matrimonio. Creo que había divorcio, porque los animadores, con voz cariñosa,  hablaban de la “Fiesta de la Reconciliación”.

El cantante-senador cantaba su mejor canción gritando ¡hombe que vaina buena!, mientras regalaba camisetas, balones, manillas y  raquetas que le había donado su primo.

Aquella pomposa fiesta no le costaría un peso al erario;  todos los amigos del anfitrión hacían sus aportes para la noble causa. Miembros de la empresa de chances, con agilidad felina, repartían anchetas donadas por un empresario paisa del mercado. La tablas de queso fueron donados por “productos Curi-osos”; la riña de gallos, por un ex senador que hacía su aporte desde la distancia; y el carro donado por Charles Plantos, sería el premio al mejor bailador.

Mientras un veterano dirigente que jugaba dominó pedía que no se hablara tanto, una ex alcaldesa se tomaba unos guaros, otros preferían los fritos. Un concejal y un ex senador partían por mitades los huevos de codorniz, que se confundían con sus rostros, empresarios del puerto y hoteleros buscaban pimentones rellenos, todos estaban pendientes de la repartición del pudin a cargo de la hija del anfitrión.

Entró el anfitrión en un carro que parecía sin conductor porque andaba para atrás y para adelante. Raudo caminó a la tarima como si el micrófono tuviera un imán que lo arrastrara. Narró un imaginario gol del Real Cartagena coronándose campeón y anunció el propósito de la fiesta. “Señores -dijo- tenemos que hacer la reconciliación con los pobres; por eso hoy le haremos un homenaje a un ídolo del pueblo sólo comparable conmigo. Tiene ciento sesenta mil decibeles y viene de los estratos populares; les pido que me bailen al ritmo que él nos trae. Era un “picó” adornado con una pintura en acrílico de un paisaje y en el centro, una corona con treinta y dos zircones brillando como si estrenara sonrisa y un nombre: El Rey Derrocha.

No dijo más nada. Se puso a bailar con una señora muy maja y elegante que según decían era una condesa, mientras un concejal se quejaba de que sólo le habían dado jugo de mandarina, algo de papaya y nada de la piña y el pudín.

Afuera cientos de personas con trapos  rojos, azules y anaranjados, se afanaban en limpiar los carros, esperanzados en que les dieran un pedazo de la comida que sobrara; sabían que del ponqué no le darían.

Aturdido salí corriendo y en mi carrera resbalé con una cáscara de mandarina; caí estrepitosamente y pensé que se burlarían, pero la gente no me veía. Una mano fuerte me ayudó a levantar y  fue justo en  ese momento que desperté de aquella pesadilla. A mi lado en la cama estaba el libro de Proverbios 31:8-9.



diazredondo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

La botaste loco cualquier

La botaste loco cualquier parecido es pura coincidencia

Excelente columna, sin

Excelente columna, sin palabras...........

Bueno y este señor no tiene

Bueno y este señor no tiene rabo de paja??

Tienes güevo. Precisamente

Tienes güevo. Precisamente tú... eres socio constructor de la descuadernación de Cartagena.

Jajaja. Buen articulo. Es la

Jajaja. Buen articulo. Es la pura realidad.

Tu si eres conchúo. Tu eres

Tu si eres conchúo. Tu eres socio constructor de la descuadernación de Cartagena.

Achiote, cualquiera, incluso

Achiote, cualquiera, incluso yo, podría haber escrito esta columna, porque estoy 100% de acuerdo con lo que expresa. El columnista está describiendo una realidad, muy acertada por cierto, de la ciudad. Basta de prejucios que nada aportan, por favor!

Buen apunte, se ve que usted

Buen apunte, se ve que usted tiene en el pensamiento a la Cartagena olvidada, a la que hoy un tal mandarinoski la quiere esterelizar.

Cartagena necesita un alcalde

Cartagena necesita un alcalde con experiencia administrativa en el sector público, no podemos dejar que la ignorancia gobierne, nuestra ciudad no es una cabina de radio, basta de tanto relajo-