Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Getsemaní

Terminaron las conmemoraciones y festejos del bicentenario de la Independencia, cargado de publicaciones, seminarios, cátedras, carnavales, desfiles y conciertos.

Dos hechos culturales serán recordados por su grandeza: la alfabetización universal y la recuperación de las fiestas populares. Con ellos Cartagena puede mostrar al mundo su capacidad de transformar realidades. Todo en medio de un nuevo discurso sobre la historia de la ciudad, en el que Getsemaní se convierte en el centro de las miradas y la atención. Al cerrar los festejos, Getsemaní –lleno de colorido y música- resplandecía entre banderas y luces, con sus habitantes orgullosos de ser getsemanicenses, como dice la canción.

Este barrio histórico cambió en treinta años: el tiempo que va desde cuando recibía el estigma de ser oscuro e inseguro con los lunares del microtráfico de drogas, barrio del que se apartaba la mirada, hasta este barrio luminoso de 2011 al que se dirigieron las miradas del bicentenario. Las casas se engalanaron, los muros de la calle de la Sierpe buscaron a Pedro Romero, en el Pedregal bailaron la Rebelión, la iglesia de la Trinidad abrió sus puertas a conferencias, en la Escuela Taller se diseñaron disfraces y el barrio entero se gozó su cabildo el 13 de noviembre.

Hace casi dos décadas, de Getsemaní salió la semilla para retomar el camino de las fiestas novembrinas. Su ejemplo fue seguido años más tarde por el resto de la ciudad que también se sentía excluida de las celebraciones y apareció el Comité Asesor para la Revitalización de las Fiestas que se encargó de llenar de contenido histórico la reivindicación, de impulsar la política pública y de convocar a barrios, grupos folclóricos y comparsas de toda la ciudad. Cuando el domingo pasado el Cabildo de Getsemaní entró a su barrio se cerraba un primer ciclo ascendente de participación social en el que surgieron iniciativas en toda la ciudad.

El Getsemaní del domingo pasado es un barrio histórico muy cartagenero, sonoro, cargado de sabor, donde sus habitantes se gozan la calle y la plaza. Allí todavía viven cartageneros; hay artesanos, trabajadores, comerciantes con sus negocios; hay escuelas e instituciones. Basta comparar la desolación de ciertas calles antes residenciales del centro histórico con la riqueza de un barrio como éste lleno de vida, donde se abren cada día pequeños restaurantes y cafés y se proyectan nuevas iniciativas culturales. Es un barrio donde los turistas de mochila conviven con su población, entre las prostitutas que quedan en la Media Luna y las pizzas baratas con que se alimentan.

En 10 años, cuando se celebre el bicentenario de la Noche de San Juan, la segunda independencia de Cartagena, ¿será aún Getsemaní este barrio de ahora? La presión sobre sus habitantes es muy fuerte. Casi agotados los predios del otro lado de la ciudad colonial, una barredora va “limpiando” el barrio. Va por la Media Luna y la Sierpe, entra por sus callecitas y cambia usos y fachadas. Aparecen hoteles de lujo y bares de moda. Por lo pronto supimos por la prensa, precisamente el 11 de noviembre, que la Media Luna era la calle colombiana con el metro cuadrado de ruina más costoso del país. La demanda es insaciable y ese reducto de la Cartagena de siempre está amenazado.

Getsemaní: ¡Resiste!



*Profesor universitario



albertoabellovives@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese