Indicadores económicos
2017-09-22

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-22

marea

Marea min.: 00 cms.

Hora: 21:21

Marea max.: 18 cms.

Hora: 13:15

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Haciendo lo dejado de hacer

Con motivo de la visita a Cartagena de casi todos los jefes de estado de los países americanos y otros importantes personajes para la llamada Cumbre de las Américas, de rapidez se están realizando obras públicas de importancia.

El propósito: que la ciudad aparezca embellecida ante el cúmulo de visitantes ilustres que albergará.

En buena hora. Soy de los fervorosos creyentes en que estos eventos generan grandes ventajas para Cartagena. La ciudad será noticia mundial e imágenes suyas aparecerán en periódicos y pantallas de televisión del universo entero. De su existencia se enterará el orbe y entre más atractiva luzca, más interés suscitará para viajeros, autoridades extranjeras, estudiosos e inversionistas.

Los apuros de última hora para presentar una Cartagena seductora a los participantes en la Cumbre y a sus séquitos dan fe de la falta de conciencia de nuestras autoridades y de los habitantes sobre la necesidad de tener siempre una ciudad, toda no en partes, digna de exhibirse. Si hubiésemos contado con excelentes alcaldes y un alto grado de civismo, Cartagena sería siempre mostrable tal cual es, sin rubor y sin maquillajes.

El alcalde Terán Dix heredó una ciudad destartalada, fruto de deficiencias acumuladas por décadas y quizá siglos, y es injusto culparlo por los afanes que todavía se viven por la tardanza, casi insuperable, de algunas obras, como la remodelación de la Plaza de la Aduana y el Parque del Centenario. Pero el punto no es buscar culpables en tiempos pretéritos, pues todos sabemos quiénes lo son y con ello nada remediamos, sino que esta coyuntura histórica haga surgir el propósito común de autoridades y ciudadanos para lograr que, en verdad y en todo tiempo, Cartagena sea una ciudad agradable en toda su geografía.

No es una meta insuperable, pues si bien a gran parte de la población la aqueja la pobreza, ésta no es obstáculo para construir un conjunto urbano digno. A los habitantes nos incumbe mucha responsabilidad por la falta de civismo, pero a las autoridades les incumbe más por la falta de liderazgo. No hemos contado con un alcalde que profese una verdadera mística por la buena presentación de Cartagena y que contagie de ella a sus habitantes. Quizá en ello incida que el mejoramiento urbano casi siempre se plantea como cuestión discriminatoria, dirigido sólo a las áreas que serán visitadas por los turistas y personalidades ilustres, dejando de lado las inmensas zonas que pueblan la mayor parte de los cartageneros.

Si después de este evento trascendental, la primera autoridad de la ciudad toma en serio el mejorar las condiciones habitacionales y urbanas de los sectores menos favorecidos, el incremento de la arborización, el cuidado de parques y zonas verdes, la recolección de basuras en todos los sectores y el respeto a las normas de urbanismo, daremos un gran paso adelante para que en el futuro la ciudad toda luzca siempre bien.

Es cuestión de justicia social y de ética política. Si todos sus habitantes soporta las incomodidades de estas cumbres, también todos ellos deben ser objeto de preocupación por las autoridades; y si queremos desarrollar alto nivel de civismo, hacia todos los habitantes hay que dirigir el progreso y el ornato urbano.



*Abogado – Docente de la Universidad del Sinú – Cartagena

h.hernandez@hernandezypereira.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese