Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Héroe de la cotidianidad

Hay días en los cuales amanezco convertido en héroe. Y todo, por sobrevivir a la cotidianidad. Por vencer la rutina y sobreponerme a la vuelta de la circunferencia; por encontrar algo nuevo bajo el mismo y antiguo sol y bajo las mismas y cálidas sabanas; por contrariar mis pasos y no devolverme sobre ellos por la misma andadura; por reírme de mi elementalidad y por no negar mis miedos.

En fin, en estos tiempos de angustiante rutina, de sofocante y mecánica repetición, uno acaba por ser heroico; por sobrevivir a la catástrofe de las palabras y sus poderes impredecibles; a la legión de existencias de este y otros mundos que se revientan contra uno y lo apachurran; a los olores y miasmas que se desprenden del ser; a la nausea que me provoca el otro porque no está hecho a mi medida y mis antojos.
Es que esto de ser es cosa seria. Y más, cuando se presume que ser y estar es la misma vaina, como diría Juan Antonio Gossaín Abdala, de San Bernardo del Viento, un pueblo del Sinú y el Caribe, del río y del mar, cuyo paisaje entre verde y amarillo de arrozales maduros me devuelve a las nostalgias vespertinas de la cocina materna con su hollín perpetuo, el fogón de leña y el olor inconfundible de la humeante gramínea redentora.
Y es que ser, estar y existir, aunque parezcan sinónimos, cuentas de un mismo rosario, van más allá de las gramáticas y las semánticas; mucho más allá de decir y significar lo mismo de eso que somos más acá: el montoncito de carne, los ojos, el culito y la boca, como alguna vez le oí decir a Hector Rojas Herazo, el más grande, bueno y noble de los hombres que haya parido esta tierra del níspero y el cocotero.
El que se levanta cada día pendiente de si lo hace con el pie izquierdo o el derecho, o con ambos pies al instante, y eso le basta para comprobar que existe, que ocupa un lugar en el campo de batalla de la cotidianidad, que transcurre conforme las oscilaciones del péndulo de la rutina, si se queda ahí, sin atreverse a contrariar las leyes de la gravitación rutinaria, ese no alcanzará nunca el pedestal de héroe de su cotidianidad.
Porque al ser heroico hay que forjarlo en las invisibles y múltiples batallas de cada día, entre suspiros, risitas y un ataque de furia de vez en cuando; en la liturgia de las cosas que contrarían el devenir en línea recta y perpendicular; en la metamorfosis del ser que se resiste a estar y transcurrir; a parapetarse en el estado inmóvil y resistente de la materia que es.
De eso se trata, si queremos alcanzar la inmortalidad de la cotidianidad; el aura heroica que nos redima por instantes de la masa que nos tritura y muele nuestros huesos tristes sin misericordia ni piedad.
De otra manera, no pasaremos de acontecer sin darnos cuenta siquiera de las vueltas que repetimos alrededor de nada, buscando lo que no vamos a encontrar y pereciendo en la agonía perpetua de la sofocante cotidianidad.

*Poeta

elversionista@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese