Indicadores económicos
2017-02-26

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-26

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 03:53

Marea max.: 13 cms.

Hora: 10:54

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 29 a 33 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1,3 a 2,5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Impactos de la muerte de Alfonso Cano

No me queda duda que la muerte de Alfonso Cano es un gran logro para la Fuerza Pública colombiana y para el gobierno del presidente Santos –quién ha dado los golpes más contundentes a esta guerrilla, como Ministro de Defensa y ahora como Presidente-, pero lo hay que valorar cuáles son los impactos más importantes de este hecho.



Algunas voces, pensando más con el deseo seguramente, están augurando ya la crisis y el desmoronamiento de las Farc, sin embargo, con mucho realismo hay que señalar que esta guerrilla cuenta con un mando colectivo, el Secretariado, y un plan de trabajo definido conjuntamente –esto lo conoce muy bien la Fuerza Pública- por lo tanto su actuar no depende exclusivamente de lo que proponga, diga o decida un determinado comandante militar. Esto es necesario recordarlo para situar los impactos –que los hay y de diversa naturaleza- en su verdadera dimensión.

Es verdad que Alfonso Cano representaba una transición entre los fundadores y una nueva generación de miembros del Secretariado más urbanos, y había logrado consolidar su liderazgo después de la muerte de Manuel Marulánda, desafío difícil y eso les va a generar problemas inicialmente en la conducción, pero cualquiera que sea el sucesor –Timochenko o Iván Márquez parecen los más probables-, en un plazo prudencial va a lograr igualmente consolidar su propio liderazgo.

No hay duda que hay impacto dentro de la organización –tanto en su militancia como en su dirigencia-, aunque en principio la reacción sea de reafirmarse en su lucha y reivindicar a sus caídos. Sin embargo, es probable que a mediano plazo y de manera más analítica, especialmente en sus mandos medios y altos, se valore la alta capacidad que ha venido mostrando la Fuerza Pública colombiana en darles golpes contundentes y si bien pueden estar convencidos de que la muerte es una posibilidad real dentro de su actividad, la eficacia del Estado puede llevarlos a valorar con seriedad las posibilidades de encontrar salida a la confrontación militar a través del diálogo.

No se puede desconocer tampoco el impacto sobre su entorno político, tanto rural como urbano, que muestra cada vez más que la lucha armada no tiene futuro y esto puede desestimular los apoyos; por supuesto en el conjunto de la sociedad se refuerza la idea de las Farc como una guerrilla cada vez más debilitada y sin posibilidad de sobrevivencia.

A nivel internacional, tiene un impacto muy grande. Aquellos sectores que en algún momento vieron con buenos ojos a organizaciones como las Farc, sin duda pensarán dos veces si vale la pena seguir apostándole a una propuesta sin posibilidad cierta y los gobiernos e instituciones verán al gobierno colombiano como uno de gran fortaleza para combatir a los grupos ilegales que amenazan su seguridad y la de su sociedad. El prestigio de la Fuerza Pública colombiana se aumentará en la comunidad internacional y el gobierno de Santos ganará mayor respetabilidad.

Pero esto no significa que se esté ad portas de cerrar el conflicto interno armado. No hay duda que las diferentes estructuras de las Farc, de acuerdo con sus posibilidades regionales y sus planes, continuarán intentando golpear a la Fuerza Pública y seguir siendo factor de inestabilidad y amenaza para la seguridad ciudadana y nacional. Es decir, a pesar del desprestigio de las Farc y de los golpes que le ha dado la Fuerza Pública, seguirá intentando golpear al Estado y a la sociedad.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Don Alejo, golpear a la

Don Alejo, golpear a la sociedad no, te haces el bobo para desnaturalizar y deslegitimar el accionar de la guerrilla, la guerrilla no puede tener interés lógico, en golpear a la sociedad; pues de ella requiere su apoyo para avanzar. Ni siquiera es contra el Estado, pues en un eventual triunfo de la guerrilla, seguiría habiendo Estado; la lucha es contra quienes detentan el poder dirigente de la sociedad

Pero que bien disimula contra

Pero que bien disimula contra quien lucha la guerrilla,un oscar por esa actuacion .Amen por lo que no siendo ni burgueses ni politiqueros ni nada que se le parezca,solo pueblo raso hemos puesto los muertos de bando y bando.

No creo que la solución al

No creo que la solución al conflicto armado esté en manos de la guerrilla ni menos de quienes dirgen la sociedad y concretamente al Estado, la solución civilista al conflicto armado debe legitimamente corresponder a la sociedad civil; que por cierto somos los únicos perjudicados; ni poder Estatal en ninguna de sus formas, ni económico, ni religioso (todos son cucarachas del mismo calabazo) , cosa distinta es que naturalmente todo se debe hacer con la presencia del Estado.