Indicadores económicos
2017-02-20

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Indignación como acción política

La desmovilización paramilitar ha dado mucho de que hablar, en un país que en poco tiempo presenció la reorganización de los mismos con las mismas.

La discusión de si los nuevos grupos armados ilegales, posteriores al paramilitarismo, son bandas emergentes, Bacrim, o herederos de los paras, ha desgastado los discursos, pues actúan con las mismas lógicas de imposición del control social y político.

Las amenazas recientes a líderes de barrios de Cartagena como Nelson Mandela, El Pozón, San José de los Campanos, y de los municipios de El Carmen, San Jacinto, Magangué, Zambrano, Arenal y Santa Rosa; y a líderes de organizaciones sociales como Afrodes, Andas, CND, Cabildo indígena, y las mujeres que le hacen seguimiento al auto 092; se interpretan como evidencia del acoso que siembra el terror y anuncia la sangre.

El flagelo no se alinea a una ideología política, hace años dejó de ser un pulso entre la izquierda y la derecha, y poco a poco se fue debilitando la justificación anti guerrillera. El asunto es uno solo: la posesión de la tierra, y detrás de ella, el narcotráfico.

Cuando el país empezaba a ocupar el segundo lugar en desplazamiento forzado, después de Sudán, y la crisis humanitaria advertía un desastre, fuerzas poderosas y sin escrúpulos iban sacando partido a la situación. Los campesinos se desplazaban, el Gobierno hacía espectáculos de desmovilización –unos reales y otros falsos-, la Corte declaraba todo el caos como un estado de cosas inconstitucionales, y los más vivos de los vivos se aprovechaban de las tierras.

Mientras los entes territoriales y Acción Social intentan cumplir los autos de la Corte, mientras la CNRR juega un papel importante en la recuperación de la memoria y la reparación, mientras se debate el futuro de la Ley de Víctimas, los violentos se ensañan contra las organizaciones sociales de desplazados, ofreciendo muerte si se interesan en la restitución de tierras.

El Ministerio del Interior debe ocuparse de Cartagena. La seguridad de las organizaciones es un problema nacional, que requiere medidas urgentes. El Estado tiene la obligación de proteger la vida de aquellos que procuran construir la democracia.

El Gobierno nacional debe apoyar a los gobiernos locales en seguridad. No sólo en la protección, sino en la investigación sistemática. Estas acciones violentas no son hechos aislados, obedecen a estructuras que se fortalecen en todo el territorio nacional y que anuncian tiempos difíciles.

La amenaza paraliza, confunde, aterroriza. La amenaza siembra la desconfianza. La solidaridad de la sociedad debe insistir en la resistencia civil a la violencia. Los medios de comunicación tienen un papel fundamental en develar, en visibilizar, en informar, en dejar de asistir a la violencia con eufemismos. No acostumbrarnos a los muertos, no acostumbrarnos a las amenazas.

Debemos indignarnos como acción política y darle la espalda a quienes anuncian el uso de las armas.

*Psicóloga

claudia ayola@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

NO HA DICHO NADA NUEVO,PERO

NO HA DICHO NADA NUEVO,PERO DE TODAS MANERA ES IMPORTANTE ESTA COLUMNA,YA QUE MANIFIESTA ABIERTAMENTE,SOBRE LA ESCALADA PARA-BACRIM,EN COLOMBIA,DONDE CADA DIA ESTAS BANDAS ESTAN TOMANDO MÁS FUERZA ASESINAS EN CONTRA DEL PUEBLO COLOMBIANO,POR CUENTA DEL NARCOTRAFICO,GRACIAS SEÑOR PRESIDENTE (ANTERIOR) QUE CON SU PRESENCIA SE DESCARNÓ MÁS LA VIOLENCIA EN COLOMBIA,SUFRIENDO CAMPESINOS,PEQUEÑOS GANADEROS,POR CUENTA DEL PARAMILITARISMO.

Que no sepas leer no quiere

Que no sepas leer no quiere decir que la columnista no haya dicho nada! claramente hay una denuncia publica de las amenazas que sufren los líderes!!!

QUE NO SEPAS INTERPRETAR EL

QUE NO SEPAS INTERPRETAR EL MENSAJE NO TENGO LA CULPA,PERO CLARAMENTE DIGO QUE ESTO NO ES NUEVO,QUE ESTO SE ESTÁ DANDO DESDE HACE TIEMPO,LA COLUMNA ESTA FORMIDABLE,Y SE TIENE QUE DENUNCIAR TODOS LOS ATROPELLO QUE SE DAN EN ESTE PAIS.
GRACIAS

Estas cosas deben decirse

Estas cosas deben decirse hasta el cansancio, es cierto no es nada nuevo, pero siempre deben decirse, no es nuevo, porque lastimosamente en es una triste realidad, pero más triste es, que entre nosotros, por comentarios como estos, aflore la agresividad y violencia que estamos criticando, !un poquitin de tolerancia entre todos!

Yo creo que el problema mas

Yo creo que el problema mas que de tenencia de tierra para el narcotrafico es mantener a Colombia como punta de lanza para la penetracion extranjera en America Latina, el narcotrafico aun cuando es lesivo y permea a toda la sociedad no beneficia a todos por igual, y los mas proclives a ceder ante este fenomeno son los politicos.

Creo que los comentarios,

Creo que los comentarios, unos más acertados que otros, no importa, sí me alegra es que son respetuosos y bien intencionados, no se ve la chavacanería, qué bien!.
Con todo, me inclino por un problema político, que hunde sus raíces en el deseo deseperado de quienes dirijen el país (y que cada día es más difícil) por mantenerlo controlado... ; crearon el paramilitarismo y se les desmadró!

´'Lafar' hizo su 'reforma

´'Lafar' hizo su 'reforma agraria'. Los paramilitares también. El régimen no la ha hecho, pesa mucho la asuencia de voluntad política y los terratenientes en el Congreso. El problema clave en Colombia es la tierra, su propiedad, tenencia y uso. (Me da risa que algunos 'foristas' siempre exigen que se diga algo nuevo.¿ Por qué hay que decir siempre cosas nuevas, originales? Aunque ese comentario sobre no decir nada nuevo ,es viejo)

la hipocresía es la

la hipocresía es la responsable, políticos fuerza publica y elector.la cosa publica del país se ha manejado con hipocresía, todos somos responsables, el político que elegimos es el menos idóneo,la fuerza publica se hace el de la vista corta y el elector sabe lo bueno y lo malo sin embargo no tienen sentido de pertenencia.somos unas fabricas de producir corrupción.

Estas cosas deben decirse

Estas cosas deben decirse hasta el cansancio, es cierto no es nada nuevo, pero siempre deben decirse, no es nuevo, porque lastimosamente en es una triste realidad, pero más triste es, que entre nosotros, por comentarios como estos, aflore la agresividad y violencia que estamos criticando, !un poquitin de tolerancia entre todos!