Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-23

Dólar (TRM)
$2.908,53
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,69
Euro
$3.116,48
UVR, Ayer
$242,74
UVR, Hoy
$242,84
Petróleo
US$52,75

Estado del tiempo
2017-01-23

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 00:57

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:38

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 23 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-01-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

Insistencias

Como el tema de la justicia ha seguido en la búsqueda de canales de discusión, volví a pensar en él. Es razonable que todos meditemos sobre éste importante pilar de la sobrevivencia de una sociedad.



Quizá en diversas épocas las controversias que implicaron el interés de las sociedades, tuvieron como objeto aspectos cuya influencia en el ser humano y sus ideales de humanidad los hacía fundamentales para la vida y el destino.

Así la concepción de que las penas por los delitos, al remplazar la venganza personal, implicaban una finalidad de corrección moral y reingreso consentido a la comunidad, también ofendida. O la participación de la sociedad mediante la figura de los jurados. O la configuración de conductas nuevas como delitos. Aquí habría que anotar, a pesar de los optimistas, la evolución de los estatutos penales en lo relativo a los delitos políticos, el desalentador paso de la concepción romántica y noble del sublevado a la inmisericorde del terrorista. O las muertes inducidas a numerosos fieles por motivos religiosos. O el conflicto entre el sufrimiento, la libertad personal y la disposición de la propia vida.

Estas cuestiones al tocar la sensibilidad común y evidenciar cambios en el ser humano, incomprensibles refinamientos de la maldad, impelían a ser tratados por mayorías apreciables. Así se generaba una mayor comprensión de los problemas y un saldo de opinión ilustrada para lo que se sigue llamando el pueblo. Hoy al reducir las anomalías de la justicia al atiborramiento de expedientes sin resolver, al presupuesto, se están dejando de lado otras graves como la inanidad de los castigos. No porque las penas aplicadas sean leves o duras sino porque el fundamento de la penalidad misma está en crisis. Lo primero que se le ocurre a quien recibe un fallo adverso, después de haber intentado comprar, sobornar, amenazar, al juez, es salir a matarlo. Se agrega entonces el derivado de la seguridad de los jueces.

Hace años, antes de los diagnósticos que llevaron a incluir como uno de los tres temas de la pequeña Constituyente el de la justicia, Darío Echandía hizo su propuesta.

Recordar a Echandía es traer a cuento, otra vez, las tensiones insolubles entre el intelectual y el poder. Con los años este hombre acercó sus criterios a la verdad que merecían y desechó el hábito colombiano de ocultar la gravedad y sólo atenderla cuando hiere nuestros intereses. Entonces recomendó congelar por 25 años las licencias para abrir nuevas facultades de Derecho.

Sin reflexionar sobre la libertad de escoger profesión y el desarrollo de la personalidad, se puede observar el panorama. ¿Qué habría sucedido con la pausa de tantos garajes con tablero? De repente si se aumentaba la baraja de las escogencias los aspirantes tendrían más opciones para su libertad y más felicidad en su realización personal.

Se sabe la sorpresa de las familias cuando alguno de los vástagos quería estudiar cocina. Hoy es una vanidad próspera. Antes era propio de volteados o invertidos, como denigraban a los homosexuales.

Hay que pronunciarse, sacar el tema de los especialistas.



*Escritor



rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

...hay poco lugar a duda,s ke

...hay poco lugar a duda,s ke si hubiese prosperado la iniciativa de Echandia, hoy no hubiese tanto corrupto y "torci'os" litigando o en los mismos sustanciadores de los despachos judiciales....