Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Instituciones endebles

Desconfiar de todo y de todos es el peor de los mundos posibles. Es lo que está pasando en Colombia.

Hay un boquete por donde se caen todas las esperanzas e ilusiones de un mañana apacible en el que la paz, eliminación de la pobreza, el respeto afable por los demás, el respeto a la ley, sea compartida y, por supuesto, practicada por todos los ciudadanos sea cual sea la situación socioeconómica. La perforación de ese agujero por el que se desliza la tranquilidad ciudadana se inicia con unas instituciones que ejecutan su labor con deficiencia sea ésta por la poca capacitación de las personas escogidas para los cargos no por sus méritos sino por sus influencias o por la ausencia de herramientas de poder que obliguen, cuando la ley lo exija, al cumplimiento de las normas.

Continúa la zapa por la debilidad del Estado para reducir a los narcoterroristas quienes hacen actos de dominio abierto o soterrado de una parte del territorio nacional en el que se incluye a los moradores, los que por convencimiento, coerción o dinero facilitan el movimiento de aquellos; también contribuye a cavar, la anemia para capturar y sancionar a sicarios, fleteros, violadores, atracadores, asesinos, salteadores de viviendas, vendedores de drogas, malandrines y los que practican miles de formas ingeniosas para robar, ingenio que no se debe a que los colombianos seamos más inteligentes que los demás habitantes del planeta, como ingenua e ignorantemente creemos, sino a la ausencia de autoridad.

El origen de la desesperanza se centra en las instituciones y su funcionamiento en razón a que la organización estatal moldea los resultados del país, además de que la confianza y tranquilidad de los ciudadanos provienen de esas instituciones. ¿Puede haber confianza en las instituciones de nuestro país, cuando la nueva Constitución, vértebra de la majestad de la ley, ha sido reformada 33 veces en 21 años de existencia?, según anota Héctor Hernández A, estudioso de la ciencia jurídica. Como hay que salir de la caverna para comparar cuanta oscuridad nos impide ver, encontramos que la de los EE.UU en 225 años sólo ha sido enmendada 26 veces. La última reforma, en Colombia, la califica el jurista, intelectual y exmagistrado Carlos Villalba B de “esperpento”.

Mientras las instituciones no funcionen bien no podemos soñar con un país próspero que va en el camino correcto para alcanzar mayores grados de civilización que nos aleje de la barbarie, del caos, de la violencia exagerada en las formas más crueles y enfermizas que se pueda imaginar. 

Nuestros sueños alimentados por esa terrible realidad no pueden ser placenteros, ni tranquilos, ni esperanzadores. No, son pesadillas como las de un león que nos persigue y en el momento que está a punto de alcanzarnos nos encontramos al borde de un precipicio que nos plantea el dilema de tirarnos al vacío de miles de metros de profundidad o dejar que el león nos destroce.



algaz@costa.net.co



*Rotaremos este espacio entre distintos columnistas para dar cabida a una mayor variedad de opiniones.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese