Indicadores económicos
2017-12-17

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-17

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 20:30

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
- -
Motos
- - - -

Interés general

Parto de un presupuesto: una democracia plena es la que protege a las minorías y a los más débiles de una sociedad. Alexis de Tocqueville, en La Democracia en América (1835), veía como una de las grandes amenazas a este sistema político lo que denominó "la tiranía de las mayorías".

Es más, el derecho moderno y las cortes constitucionales de gran activismo en las últimas décadas enfatizan el derecho del individuo y de las minorías y la garantía del Estado de éstas incluso por encima de los deberes ciudadanos o de los derechos de las mayorías.

¿A qué viene esto? Pues a que el equilibrio entre el interés general y el interés individual parece estar hoy en nuestro país en una lucha que puede desembocar en errores inmensos de grandes consecuencias para el país. Tres ejemplos: las represas Porce IV y el Quimbo, las protestas de Transmilenio en Bogotá y las obras de infraestructura vial.

En cada uno de estos casos el interés general queda a merced del particular. Las dos represas tienen problemas, Porce IV se frenó. En unos casos por un supuesto detrimento ambiental que cualquier juez interpreta a su arbitrio y en otros por invasiones organizadas de avivatos que pretenden que el Estado les restablezca un derecho que no tienen y que un juez igual decide sin mayores elementos de juicio que sí. En Transmilenio una justa protesta usurpa las calles y el modo de transporte de cientos de miles de ciudadanos y los protestantes se quejan cuando la Policía trata de restablecer el orden. Escuché a un joven decir que si la negociación no es en la calle (por encima del derecho del resto de ciudadanos) no levantan la protesta. Y las obras viales en las ciudades y campos del país llenas de muelas por cuenta de avivatos que, muchas veces sin pagar si quiera impuestos, quieren el oro y el moro por su pedazo de tierra.

En Colombia la mezcla de abusos por parte del Estado (por acción u omisión), la ausencia de autoridad y reglas claras de juego y además de un árbitro que de manera pronta y lógica resuelva esos diferendos nos está llevando a que la vía de hecho sea la alternativa. Unos pocos se toman la representatividad de todos, bloquean o irrumpen y quedan de voceros muchas veces con complicidad de los medios, quienes les otorgan legitimidad.

Si en Francia se va a expropiar, le pagan al ciudadano el monto por el que paga impuestos. Acá eso sería visto como un abuso o un atropello. Acá se toman predios, universidades, calles y destruyen inmuebles y no hay sanción judicial o social. No se trata de que no protesten pero no usurpando el derecho del otro ciudadano. La protesta debe llegar hasta donde comienza el derecho del otro.

Una Colombia con apagones, una Colombia con inmensa riqueza enterrada (o en manos de ilegales) mientras abunda la pobreza, una Colombia sin las vías que el desarrollo necesita, una Colombia sin el modelo más innovador de transporte urbano, hoy ejemplo en el mundo a pesar de los problemas, es lo que vamos a tener si no recuperamos el principio de autoridad que de nuevo se está perdiendo.

 

fsantosrcn@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El columnista califica de

El columnista califica de justa la protesta en Transmilenio; sin embargo aboga por la represión a los manifestantes, invocando el principio de autoridad. Este fue el caballito de batalla del desastroso gobierno Uribe y los desatinos sociales, financieros y ambientales se están reflejando en el presente mandato. La mal llamada seguridad democrática fue un instrumento represivo para Colombia, que hoy toma un ligero respiro, a pesar de los sectores guerreristas, que prefieren desconocer los derechos de las personas más vulnerables, acudiendo al sofisma de distracción: si no está con el Gobierno, está contra él. Un recurso maquiavélico que nos divide entre los buenos y los malos, los vencedores y los vencidos. Y la historia la escribe el vencedor, porque el vencido continuará en la paz de los sepulcros.

Buen intento de objetividad

Buen intento de objetividad periodistica Don Pacho, pero lamentablemente tengo que decirle que sigue con sesgos. Afirmar que nuevamente se está perdiendo el principio de autoridad, es indicio de ello. La supuesta autoridad ganada por el gobierno anterior, fue tan falsa que hoy se pagan las consecuencias. Entregarle el pais a la corrupcion, a las mafias y a las bandas criminales, fue un sofisma de "gobernabilidad". La buena autoridad es la que se ejerce con acciones pulcras y combatiendo el crimen y la violencia , vinieren de donde viniere, no solo de la guerrilla( que es un flagelo, que logicamente hay que combatir).